Pese a las críticas, se mantiene la suspensión de los vuelos

Las declaraciones de Calderón sobre el dengue causaron profundo malestar en Olivos
El gobierno de Cristina Kirchner aprovechó el anuncio del primer caso de gripe porcina en la Argentina para comunicar que continuará con la suspensión de vuelos comerciales directos entre la Argentina y México, política que coordinará con los demás países que tomaron la misma decisión.

"Hasta ahora todo sigue igual. Siguen suspendidos los vuelos entre los dos países", señaló a LA NACION un ministro en los pasillos de Balcarce 50. "Si se nos coló un infectado antes de la suspensión de los vuelos, entonces tan errada no era la medida", agregó un allegado a la Presidenta.

El primer caso de influenza humana A (H1N1) se conoció en forma oficial ayer, justo cuando el Gobierno se había impuesto el compromiso de tomar la decisión de levantar la suspensión de los vuelos directos a México. Y se produjo 24 horas después de las duras críticas del presidente mexicano, Felipe Calderón, al gobierno argentino.

Hasta anteanoche, la voluntad política de la Casa Rosada, admitida a LA NACION por las mismas fuentes, era levantar la polémica medida para distender el conflicto generado con el gobierno de Calderón. Pero eso cambió durante la jornada de ayer.

La decisión, en principio, se iba a adoptar ayer. El jefe de Gabinete, Sergio Massa, y la ministra de Salud, Graciela Ocaña, iban a presentar sus informes y consultar tanto a la Presidenta como al ex presidente Néstor Kirchner, que había decidido la suspensión de los vuelos. Esa evaluación se realizó, aunque no se revelaron los detalles. Sí se sabe que Ocaña informó sobre sus consultas a los países que tomaron la misma medida: Perú, Ecuador, Cuba y China. El Gobierno buscará coordinar la medida con todos ellos.

En este contexto, ayer trascendió de fuentes oficiales que Ocaña comunicó al Gobierno que renunciará después de las elecciones del 28 de junio, aunque los funcionarios lo desmentían cuando eran consultados en forma oficial. La decisión de Ocaña agregó más confusión a la jornada y dejó la sensación de que la ministra tiene los días contados en el cargo. Podría alejarse incluso antes de los comicios legislativos.

Pero hubo un hecho decisivo entre anteanoche y ayer para revertir la decisión de reanudar los vuelos entre la Argentina y México: Kirchner y su esposa evaluaron con profundo malestar las duras críticas de Calderón al gobierno argentino. El presidente mexicano había dicho anteanoche que en la Argentina en el último año hubo "miles de muertos" por el dengue, y comparó su reacción "oportuna" con la de del gobierno argentino. El comentario causó gran enojo en Olivos, según fuentes de la Casa Rosada.

Mientras, aparecía el primer caso de gripe porcina en la Argentina. Inmediatamente después, el Gobierno anunció que quedaba en suspenso la reanudación de los vuelos entre ambos países.

"La decisión se tomará en coordinación con los demás países que suspendieron los vuelos", justificó un alto funcionario consultado por LA NACION. "La aparición de este caso en la Argentina fue antes de que se suspendieran los vuelos y no queremos que se repitan esos casos", agregó.

Desde el Gobierno afirman también que Kirchner no quiere dejar que Calderón le marque los tiempos, en momentos en los que también busca evitar a toda costa que la gripe porcina se extienda en la Argentina, cuando faltan menos de dos meses para las elecciones legislativas.

Cuando Ocaña anunció ayer la aparición del primer caso de gripe porcina en la Argentina, fue consultada sobre la continuidad o no de la suspensión de vuelos. "Es una decisión que tomó la Unidad Coordinadora Nacional el martes pasado; se sigue evaluando", dijo Ocaña visiblemente preocupada.

Se estima que en las próximas horas la Presidenta, Kirchner, Massa y Ocaña continuarán con el análisis de la situación bilateral entre la Argentina y México y analizarán el escenario para tomar una decisión en ese sentido.

Comentá la nota