Pese a crisis, se venden más celulares caros

• Contracara: cae el consumo de las líneas más baratas
Pese a la crisis, la venta de celulares de alta gama creció un 20% en comparación con 2008. Según fuentes del mercado, un 46% de los celulares que se vendieron en el primer trimestre del año fue de media y alta gama, es decir, aquellos cuyo precio supera los $ 500.

Para los especialistas consultados por este diario, el aumento se debe a que cada vez hay más argentinos que desean renovar sus celulares y, al hacerlo, optan por dispositivos más sofisticados y con más funciones que su aparato anterior.

Por esta razón, en lo que va de 2009, los fabricantes sólo concentraron sus lanzamientos en móviles que superan los $ 1.000, al revés de lo que sucede en otros mercados, como el de las notebooks, donde las marcas se vieron obligadas a ofrecer promociones y descuentos para incentivar las ventas.

De hecho, la oferta de teléfonos de alta gama en la Argentina se duplicó en los primeros tres meses de 2009 en relación con el mismo período del año anterior, y los proveedores de telefonía móvil también reforzaron su oferta de servicios destinados a estos aparatos, como por ejemplo paquetes de acceso a internet.

«La mayoría de los argentinos ya tiene un celular. El que adquiere uno nuevo lo hace buscando un aparato moderno, con más prestaciones que su actual teléfono», dijo a este diario Gabriel Speratti, gerente general de Nokia.

Aunque los argentinos ajustaron sus gastos en esparcimiento, el empresario explica que esta retracción, curiosamente, no afecta las ventas de los celulares más caros. «La crisis impactó negativamente en la venta de los aparatos de línea media, aquellos que cuestan entre $ 180 y $ 250», explica Speratti. «Los consumidores que antes se volcaban a ese segmento hoy optan o por los más económicos o por los caros».

Coincide Alejandro Prince, de la Consultora Prince & Cooke: «No es que haya mayor consumo de telefonía móvil: lo que sucede es que se abrió una brecha en la demanda. Están los que necesitan renovar su teléfono y esperan a tener el dinero necesario para comprar un celular de alta gama, que tiene más prestaciones, o los que no pueden invertir mucho en un móvil y compran los más baratos».

El cambio se explicaría, según los especialistas, en que quienes necesitan acceso permanente a la web hoy prefieren gastar en un celular 3G, más que en una notebook o PC, que requieren una inversión mayor.

# Más vendidos

Desde Movistar insisten en que cada vez hay más consumidores dispuestos a adquirir celulares de alta gama. «Los aparatos que más se venden actualmente son los más caros, que tienen MP3, cámaras, teclado completo (más cómodo para escribir mails) y aplicaciones para acceder a internet», aseguró Leandro Musciano, director de Desarrollo de Valor de la empresa.

De hecho, para el ejecutivo, el mercado de servicios móviles superará la crisis gracias a los servicios orientados a celulares de alta gama, como el negocio de banda ancha móvil. «La crisis no impactó en el mercado de recambio, que sigue siendo muy fuerte. Por eso cada vez hay más celulares caros.

La gente necesita estar comunicada y ahorra en comida, pero no en tecnología», enfatizó Musciano.

El de la telefonía móvil, entonces, parece ser «un mundo aparte»: mientras la mayoría de los sectores proyecta fuertes caídas en las ventas, las empresas de celulares centrarán su estrategia para lo que resta del año en productos costosos.

Comentá la nota