Pese a la crisis, no habrá despidos ni suspensiones

Acuerdo entre las fabricas de maquinaria agricola y la UOM. La medida beneficia a más de dos mil trabajadores del sudeste y su aplicación es por tiempo indeterminado.

En medio de un contexto nacional e internacional altamente negativo, en el que día a día se suceden las noticias sobre grandes y pequeñas empresas que despiden o suspenden personal, las fábricas de maquinaria agrícola del sudeste cordobés decidieron nadar en contra de la corriente y, sorpresivamente, ser los motores de una buena nueva.

Es que acordaron no despedir ni suspender personal por tiempo indeterminado, beneficiando a aproximadamente dos mil trabajadores, en lo que debe leerse como una excelente novedad, en tiempos en los que se espera que la crisis genere consecuencias aún más fuertes que las que ya ha provocado. Esta situación es aún más grave en el caso de las actividades vinculadas con el rubro agropecuario, que además de las altas retenciones y de la caída de los precios internacionales de los granos, enfrentan una de las sequías más devastadoras de los últimos años.

Así quedó establecido luego de que representantes de la Cámara de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Cafma) y de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) firmaran ayer en Bell Ville un acuerdo en el que los empresarios se comprometieron a mantener los planteles de empleados y evitar despidos durante los próximos meses pese a la caída abrupta sufrida en las ventas. La tesorera de la cámara y titular de Agrometal, Rosana Negrini, fue la encargada de sellar el convenio junto al secretario General del gremio en Bell Ville, Francisco Argüello.

“Avalamos el formulario para la presentación de la línea de créditos recientemente otorgada por el Banco Nación, en el cual las empresas se comprometen a no suspender, despedir ni modificar la plantilla de personal”, señaló Argüello. El mismo está basado en la posibilidad que se le da a las industrias de poder producir por la movilidad que se registraría con el beneficio otorgado a quienes compren las máquinas. Y agregó que con esta firma del convenio se le está otorgando una estabilidad a miles de trabajadores porque se firmó con varias de las empresas más importantes que posee la provincia en el rubro de maquinaria agrícola.

Puntualmente, además de la firma oriunda de Monte Maíz, también rubricaron el acuerdo Metalfor, Pierobon y Maizco; y el objetivo de máxima es que se sumen también las demás firmas de la zona. Al respecto, en la jornada de ayer, Mainero presentó una alternativa que era analizada por los representantes del gremio. De ser aceptada se sumaría a las demás empresas.

Situación complicada

Por su parte, Rosana Negrini aseguró que de esta manera se podrá continuar con la producción. Sin embargo, se refirió a los diferentes problemas que atravesó la industria en los últimos meses. “La crisis mundial ha sido una suma a todos los problemas que traíamos, porque desde marzo del año pasado el campo viene muy golpeado, luego se sumó el panorama internacional y por último la sequía”, señaló en declaraciones a canal 2 de Bell Ville.

Con referencia a esto último puntualizó que por la escasez de lluvias en la zona rural núcleo los campos están con muchas pérdidas en la producción. Asimismo, sostuvo que un cliente con poca rentabilidad y pocos ingresos lo primero que hace es dejar de comprar y utiliza su dinero para poder vivir.

“Nosotros dependemos de las compras del campo, por eso esta nueva posibilidad que nos da el gobierno a través de los créditos del Banco Nación trataremos de lograr que el cliente tenga una nueva posibilidad de comprar máquinas agrícolas y así darnos trabajo a nosotros”, indicó.

Tal como menciona Negrini, para que se alcance este acuerdo con el gremio fue fundamental el plan de financiación lanzado por el gobierno nacional que establece una tasa de interés del ocho por ciento anual, por lo que resulta realmente atractivo para los compradores. Los préstamos serán administrados por el Banco Nación y podrán ser una herramienta de financiación en empresas que adhieran al programa.

Comentá la nota