Pese a la crisis, destacan el nivel de la inversión minera durante 2009

El 2009, un año marcado por la fuerte crisis económica internacional, cerró muy bien para la actividad minera argentina, con la inauguración de 4 proyectos de escala internacional, exploraciones que cuadruplicaron su promedio histórico y un fuerte crecimiento del sector no metalífero, según el balance anual difundido ayer por la Secretaría de Minería de la Nación.
En materia de actividad exploratoria de riesgo, durante 2009, la minería cuadruplicó el su promedio histórico. La medición sobre la performance de la exploración que se realiza en metros de perforación alcanzó los 570 mil metros, cuatro veces más que la media histórica del orden de los 140 mil.

En relación a la producción, se inauguraron cuatro nuevos proyectos de escala internacional, un récord histórico para el país, que en conjunto generaron una inversión de 3.128 millones de pesos, 8.000 nuevas fuentes de empleo y trabajo para más de 750 pymes proveedoras nacionales. Manantial Espejo, en Santa Cruz, demandó 866 millones de pesos y Gualcamayo, en San Juan, 1.078 millones de pesos de inversión para su puesta en marcha, generando la creación de 4.400 puestos de trabajos directos e indirectos entre ambos.

En Sierra Grande se invirtieron $260 millones y se generaron 2.000 nuevos empleos para reactivar este yacimiento paralizado hace más de 23 años y lograr que Argentina vuelva a producir hierro. Finalmente, con Pirquitas, en Jujuy, se recuperó la producción nacional de estaño con una inversión de $900 millones y más de 1.500 puestos de trabajo. Otro hecho que marcó al sector en 2009, fue el lanzamiento del proyecto Lama Pascua, el primer emprendimiento binacional del mundo a realizarse sobre la frontera argentino chilena y que demandará la inversión de 11 mil millones de pesos, la creación de 14.000 nuevas fuentes de empleo directo e indirecto y trabajo para más de 500 pymes de servicios.

A esto se suma el anuncio de la inversión de 480 millones de pesos por parte de la minera cementera Loma Negra para el aumento de un 15% de su capacidad productiva y el inicio de la construcción del proyecto Casposo, en la provincia de San Juan, que demanda $230 millones de inversión, 270 empleos y servicios e insumos a 300 pymes locales.

El escenario de crecimiento minero también favoreció a los minerales no metalíferos. En 2009 aumentó la capacidad instalada de producción nacional de cales, destinadas a la satisfacción del mercado interno y a la demanda generada por la República de Chile. Asimismo, Argentina ocupó durante el 2009 un lugar privilegiado entre los países del mundo que mayor interés suscitó en la búsqueda de sales de litio.

Comentá la nota