Pese a la crisis, la afluencia turística mantuvo su nivel y hasta subió

Contrariamente a los temores que la crisis financiera nacional e internacional y la falta de reservas creó a fines del año pasado entre los empresarios del rubro turístico de la provincia, el balance del primer mes de la temporada de verano en Neuquén arrojó un resultado positivo ya que los centros turísticos no sólo lograron mantener el nivel de ocupación del verano pasado sino que en algunos casos lo superaron levemente.
Si bien los datos difundidos por la subsecretaría de Turismo de la provincia son provisorios, evidencian que la temporada no fue tan mala como se esperaba a fines del año pasado cuando las reservas en los principales centros turísticos regionales eran prácticamente nulas. "La realidad nos muestra que a pesar de no tener reservas la gente vino igual", aseguró al servicio de prensa público el director provincial de Turismo, Oscar Mansegosa.

El funcionario detalló que el mantenimiento del nivel de ocupación hotelera es un dato alentador por sí mismo, ya que destacó que en esta temporada se cuenta con 1.306 plazas más que en el verano pasado. Este incremento, que también se da aparejado con la apertura de dos nuevos hoteles de la más alta gama, llevó a que en la provincia se cuente con 18.845 plazas hoteleras habilitadas.

El arribo de turistas a las localidades neuquinas se dio en mayor medida en la tercera semana de enero, en coincidencia con el recambio de quincena. En esa semana la cantidad de visitantes fue tan alta que incluso superó en un 5,12% los registros de igual período del año pasado, ya que en esta oportunidad fueron 4.033 las camas que se sumaron a la ocupación de 2008.

De acuerdo con el estudio de la cartera provincial, la localidad que mayor nivel de ocupación registró el mes pasado fue Villa Pehuenia en donde prácticamente se ocuparon todas las camas disponibles y los campings estuvieron colmados. Luego de esta ciudad, ubicada a poco más de tres horas de Neuquén capital, se ubicaron otros destinos tradicionales como Caviahue, Copahue y San Martín de los Andes.

Desde el gobierno provincial, Mansegosa destacó como un factor que colaboró en este buen ritmo turístico las fuertes campañas de difusión realizadas por el gobierno en localidades como Rosario y Córdoba.

No obstante, pese al crecimiento experimentado en algunas localidades de la zona sur y de los lagos, la actividad turística en la ciudad de Neuquén registró un leve descenso que en promedio fue del 10%.

La estimación fue efectuada por la secretaría municipal de Turismo y reflejó que a pesar de las fuertes expectativas creadas en el sector a raíz del paso del Rally Dakar Argentina Chile por la ciudad a principios del mes pasado, finalmente no sólo no se dio la explosión de la demanda estimada sino incluso se llegó a un decrecimiento.

Comentá la nota