Pese a que crecen los delitos de jóvenes, critican que se amplíe su tiempo de detención en comisarías

Hace unas semanas, la Cámara de Senadores bonaerense aprobó un proyecto que duplica las horas de detención de menores de 18 años en comisarías de la Provincia. Un Comité salió a criticar la iniciativa al considerarla "contraria a los derechos humanos"
El Comité contra la Tortura de la Comisión por la Memoria bonaerense criticó la sanción que la Cámara de Senadores provincial le dio al proyecto de ley que amplía de 12 a 24 horas el tiempo de detención de menores.

Para la entidad, los cambios en los artículos 41, 43 y 66 de la Ley 13.634 representan "un ataque a la convención de los derechos del niño, otra reforma inconsulta y sin sustento científico riguroso". Consideró además que estas modificaciones significan "la continuidad de una política provincial de seguridad contraria a los derechos humanos e implica realizar ajustes al funcionamiento del sistema sin elementos científicos o registros estadísticos que lo sustenten y permitan un diagnóstico de situación riguroso".

El Comité señaló que ampliar el plazo por considerarlo exiguo "se hace a partir del costo de mayor vulnerabilidad que pagan los jóvenes detenidos" y subrayó que, de acuerdo a los datos registrados por el organismo, "se han producido en el período junio/2006 a julio /2008, 770 casos de torturas y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes en perjuicio de 930 jóvenes en conflicto con la ley penal o en situación de calle, en distintas instituciones de detención de niños o en oportunidad de procedimientos policiales".

Fundamentó también que esta reforma "atenta contra lo dispuesto en el artículo 37 de la Convención de los Derechos del Niño que expresa que "la detención, el encarcelamiento o la prisión de un niño se llevará a cabo de conformidad con la ley y se utilizará tan sólo como medida de último recurso y durante el período más breve que proceda".

Ampliar el plazo de detención de 12 a 24 horas, dijo, "implica una regresión en el derecho consagrado y atenta contra el principio de progresividad del derecho internacional de los Derechos Humanos que establece que los avances obtenidos en la aplicación de un derecho no pueden desmejorarse". "Esta reforma inconsulta y sin sustento es un retroceso en la lucha contra la tortura y las violaciones de derechos en nuestra provincia, y por lo tanto debe rechazarse", sostuvo el Comité contra la Tortura.

Comentá la nota