Pese al aumento, los boletos truchos siguen vigentes

En una práctica que parece imposible de desterrar, debido a la falta de control de la Municipalidad de la Capital, la empresa de transporte urbano de pasajeros "El Urbano", continúa entregando a los usuarios un boleto "trucho".
Según la ordenanza que regula el transporte urbano de pasajeros, mediante el boleto oficial, las empresas que prestan servicio en la jurisdicción de la comuna capitalina deben tributar un 3% por ciento.

Boletos cortados a fines de noviembre de 2009.

Boletos cortados a fines de noviembre de 2009.

De acuerdo a los números de serie, la empresa habría cortado 1.600.000 boletos desde el 23 de noviembre de 2009, fecha en que El Libertario.com publicó la nota titulada "Empresa de transporte urbano de pasajeros no entrega el boleto oficial".

La cifra parece exagerada, pero no lo es si se divide por 56, cantidad de días que mediaron desde el 23 de noviembre hasta el 18 de enero. El resultado da casi 29.000 boletos diarios, cifra que tranquilamente puede cortar la empresa en el total de las líneas que tiene adjudicadas.

Con estos números y muy a la ligera, se puede concluir que el municipio capitalino no habría percibido unos 72.000 pesos correspondientes al 3 por ciento de esos boletos. También es posible imaginar que las multas que la comuna pudiera aplicarle a la empresa no alcanzarían semejante monto.

Nuevamente, los choferes sostienen que entregan el boleto "trucho" de color rojizo, obligados por los directivos de la empresa.

En julio de 2008, el municipio capitalino puso a disposición de las empresas que cubren el servicio de transporte urbano automotor de pasajeros, el boleto único que se debe expender a los usuarios y que cuenta con la fiscalización y supervisión del organismo oficial, a través de las direcciones de Rentas y de Transporte.

Cabe recordar que el Municipio, recuperó la potestad de controlar la venta de los boletos que emite cada empresa y la cantidad de pasajeros que son transportados, además de recaudar el 3% establecido como canon.

Comentá la nota