Pese a los anuncios, hay dudas sobre la mina de potasio

El emprendimiento brasileño en Malargüe tiene muchas etapas por cumplimentar.

A pesar de que el secretario de Minería de la Nación, Jorge Mayoral, ratificó el miércoles pasado la mega inversión de Vale Do Río Dolce para producir potasio en Malargüe, fuentes de esta empresa aseguraron que esta decisión aún no está confirmada.

"En la actualidad, el proyecto Potasio Río Colorado se encuentra en la etapa final del estudio de factibilidad y su concreción depende de la resolución de permisos aún pendientes y de otros elementos que son esenciales para la inversión". Éstas fueron las palabras de una alta fuente de la compañía brasileña en alusión al anuncio nacional.

Vale recordar que esta novedad en boca de autoridades nacionales, corre posterior al hecho de que la presidente Cristina Fernández de Kirchner fracasó en su intento de acordar con su par brasileño la suspensión de las licencias no automáticas para las importaciones argentinas, que el vecino país reglamentó hace unas semanas atrás. Una cuestión, que por cierto, ha movilizado a muchos sectores productivos, como los de la provincia, ya que pone en riesgo el flujo de exportaciones futuras hacia este país.

Por lo que la ratificación oficial del millonario proyecto Potasio Río Colorado vino como anillo al dedo para desviar las miradas. Por cierto, según destacaron desde la Secretaría de Minería de la Nación los ejecutivos de la compañía Vale llevarán a cabo a partir de 2010 la mayor inversión brasileña en la historia, que se llevaría a cabo nada más ni nada menos que en el país por unos U$S 2.500 millones con la creación de unos 8.000 puestos de trabajo.

Una gran noticia, que por los trámites y permisos que aún le restan para comenzar su ejecución, deja dudas de si realmente en los próximo 13 meses se podrán concretar las primeras etapas.

En este sentido, el director de Protección Ambiental de la Secretaria de Ambiente de la Provincia, Ricardo Debandi, confirmó, al igual que el vocero de la compañía, que "aún la empresa no han presentado la factibilidad energética ni otros requisitos que se exigen en la resolución de 111 artículos de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) para comenzar con la construcción de la planta". Sin embargo, Walter Vázquez, subsecretario de Hidrocarburos de Mendoza dijo que "la empresa está reviendo su presupuesto pero no tiene ninguna limitación extra para empezar a ejecutar su inversión a partir de este momento".

Una cuestión a considerar es el tema de la demanda de gas, sobre todo si se tiene en cuenta que la mina quemará por día 1 millón m3, que es el equivalente a un tercio de todo el gas que Argentina importa de Bolivia. Justamente durante este año, se registró un faltante en el país de este recurso de 15 millones m3 diarios y aún resta que la Secretaría de Energía del permiso pertinente para que la empresa opere con este recurso.

Por todo esto, es que desde la compañía ni siquiera se animan aún a precisar una fecha para el inicio de la construcción de la planta, ni mucho menos el monto de inversión que demandará el proyecto, ni las fuentes de empleo que generará.

La mega inversión Potasio Río Colorado abarca todas las fases de producción y distribución del cloruro de potasio. Como es la extracción y procesamiento en el yacimiento (la producción estimada es de 2,4 millones de toneladas por año según la operadora), el desarrollo de la cadena logística que permitirá transportar por ferrocarril el fertilizante hasta el puerto de Bahía Blanca, como así también la construcción de las instalaciones portuarias en Ingeniero White.

En la Secretaría de Ambiente de Mendoza la compañía brasileña ha presentado dos estudios de impacto complementarios a la inversión principal, uno es para constituir un aeropuerto y el otro para la construcción de un puente. A propósito, Debandi dijo que "ambos están en evaluación".

De concretarse este mega emprendimiento, posicionará a la Argentina como el primer productor de potasio de América Latina y uno de los cinco más grandes del mundo.

Según precisó el vocero de Vale, "con esta iniciativa Mendoza recibirá en forma directa los beneficios generados por la inversión, tanto en materia económica (los ingresos fiscales, la generación de puestos de trabajo y la activación de las economías regionales), como por la inversión social que la empresa junto al Gobierno provincial, acordaron realizar mediante la constitución de un Fondo de Desarrollo Socio Ambiental".

Comentá la nota