Pese al ánimo de rechazo no habrá medidas de fuerza

Asamblea de municipales en el Corralón

Los trabajadores municipales convocados por ATE manifestaron malestar por la deuda que mantiene el Ejecutivo y los plazos anunciados de cumplimiento. Según el referente gremial Alberto González “todavía no están las condiciones para avanzar en una medida de fuerza como ser un paro”, pero sí acordaron realizar acciones para comunicar su disconformidad.

Los trabajadores municipales participaron ayer de una asamblea en el Corralón convocada por ATE para analizar los últimos anuncios del Ejecutivo en cuanto al pago de la deuda que mantiene con ellos. Si bien el ánimo general fue de rechazo y malestar, decidieron no avanzar en una medida de fuerza.

Recordemos que el Departamento Ejecutivo confirmó que se abonará una primera parte de la deuda junto a la remuneración del mes de octubre. Según lo previsto, se haría un pago de 120 pesos en efectivo el viernes 31 del corriente, y el resto en los dos meses siguientes. Al personal jerárquico, comprendido entre las categorías 2 y 10, se le abonará un primer pago de 300 pesos más dos pagos de igual monto antes de fin de año.

Se trata de una deuda correspondiente a los meses de julio, agosto y septiembre, conforme al compromiso asumido de un aumento al sueldo básico del veinte por ciento y 150 pesos por fuera.

La asamblea

En diálogo con EL NORTE, el secretario General de ATE Alberto González manifestó que los trabajadores comprendieron que “todavía no están las condiciones para avanzar en una medida de fuerza como ser un paro”, pero sí acordaron realizar diferentes acciones como asambleas, radios abiertas y ollas populares tendientes a comunicar su disconformidad con el incumplimiento de pago por parte del Ejecutivo.

Por otro lado, por decisión de la asamblea, el gremio presentará al Ejecutivo una nota solicitando una suma para fin de año a modo de premio o bonificación, tal como se otorga habitualmente para esa fecha.

“Entendemos que debe ser en los niveles que había planteado oportunamente la CGT de alrededor de 500 pesos. Vamos a presentarles una propuesta para que arbitren los medios para otorgar a fin de año por única vez este premio”, afirmó González.

Considerando el argumento del Ejecutivo que plantea no tener recursos para pagar toda la deuda junta, el gremialista insistió en que “para fin de año van a tener un panorama mucho más claro en función de lo recaudado por el aumento del ABL y la tasa de Seguridad e Higiene”. “Existe la posibilidad concreta en términos económicos, hay que ver si existe la voluntad política”, enfatizó.

Contexto

Teniendo en cuenta la realidad salarial de los trabajadores municipales y el contexto inflacionario por el que atraviesa el país, sumado a las consecuencias que puede traer aparejada la crisis internacional actual, el Secretario General de ATE aseguró: “Las argumentaciones del Ejecutivo pueden ser diversas para la negativa de cumplimiento de pago o mejora. Lo cierto es que la crisis internacional, el aumento del dólar y la inflación impactan en forma directa en el salario de los trabajadores”.

Asimismo, manifestó que se acercan las fiestas con lo que generalmente se acrecientan los gastos de las familias.

De todas maneras, remarcó que en nuestra ciudad hubo un aumento impositivo “que tuvieron que absorber los vecinos” y otro en la tasa de Seguridad e Higiene para un grupo de empresas que el Municipio percibe. “Por lo cual tienen que manejar un nivel de recursos favorable”, dijo.

Otras peticiones

En el marco de la asamblea, también se decidió peticionar al Departamento Ejecutivo que extienda durante los primeros tres meses del año entrante el pago de los 120 pesos que actualmente perciben los empleados municipales, manteniendo los 250 pesos que reciben por fuera del básico. El referente gremial argumenta que hay una actitud de dilatación en cuanto al pago de la presente deuda y anticipa que la discusión por un ajuste salarial “se va a ir más allá de los primeros meses de 2009”.

Por otro lado, el próximo miércoles 5 de noviembre los trabajadores realizarán una asamblea general y olla popular en el Cemac –Garibaldi y Almafuerte- con motivo de cumplirse seis meses de la toma del Palacio Municipal.

“Queremos recordar ese día como un día de lucha donde los trabajadores le dijimos basta al Ejecutivo, queremos un salario digno, mejores condiciones de trabajo y por sobre todas las cosas queremos que se nos respete como trabajadores”, afirmó Alberto González.

Comentá la nota