Pescadores comerciales definen monto del subsidio por la veda

Las distintas asociaciones que nuclean a pescadores comerciales del río Paraná definirán esta semana, en sus respectivas asambleas, el monto del subsidio que esperan recibir del gobierno por las restricciones que impondrá la veda íctica, que comenzará a regir el próximo de 8 noviembre y que se extenderá hasta el 22 de diciembre.
Estiman que el subsidio no debe ser menor a los 1.200 pesos.

Este año, la veda que rige para la pesca deportiva y comercial, será más corta que la dispuesta en años anteriores. Así, el período de restricciones esta vez será de 45 días, mientras que en ciclos anteriores fue de 50.

"Cuando se interrumpe la actividad en el río, los pescadores se quedan prácticamente sin ingresos", dijo Luis Bernal, delegado municipal del barrio San Pedro Pescador, quien confirmó que esta semana se reunirán las distintas asociaciones de trabajadores del río para definir el monto del subsidio que esperan recibir durante la veda. El año pasado, las entidades reclamaron 1.200 pesos por cada pescador registrado, aunque finalmente el subsidio fue un monto menor.

Bernal estimó que este año las entidades podrían solicitar una suma similar o superior, aunque aclaró que la última palabra la tendrán los asociados a las distintas entidades en las asambleas que se llevarán a cabo esta semana. La propuesta final que resulte será acordada entre las distintas asociaciones y luego presentada ante la Secretaría de Desarrollo Social, para después esperar la respuesta al pedido.

Una de las preocupaciones que existen en torno a la entrega de los subsidios es la necesidad de contar con un padrón depurado de pescadores, ya que en años anteriores hubo denuncias de la inclusión de personas que recibían la asistencia oficial sin ser trabajadores del río.

El período que abarcará la veda de pesca surgió en un acuerdo bilateral entre Argentina y Paraguay, en el marco del Consejo Consultivo de la Comisión Mixta de Pesca Argentina-Paraguaya (Comip) que se reunió en Asunción. Este organismo bilateral tiene como objetivo velar por el cumplimiento del convenio de conservación y desarrollo de los recursos ícticos en los tramos limítrofes de los ríos Paraná y Paraguay.

Estrictos controles

Para garantizar que se cumpla con la preservación de las especies de estos ríos, Prefectura Naval tiene previsto, como todos los años, incrementar el patrullaje tanto en materia de vigilancia sobre la actividad pesquera como en controles de seguridad en la navegación deportiva. Durante todo el tiempo que dure la veda sólo se podrá pescar de costa, con una línea de mano o reel con sólo un anzuelo y limitada a algunas especies.

Comentá la nota