La pescadilla corre el riesgo de extinguirse.

La pescadilla corre el riesgo de extinguirse.
Patrones Pescadores pidió que no se permita la operatoria de barcos comerciales hasta la milla cero. Según la entidad marplatense, el recurso está siendo sobreexplotado. Se basan en un informe del Inidep.
La Sociedad de Patrones Pescadores de Mar del Plata advirtió que la pescadilla corre el riesgo de extinguirse en caso de continuar permitiéndose el ingreso de embarcaciones comerciales hasta la milla cero.

La advertencia fue realizada por el presidente de la Sociedad, Luis Ignoto, al director de Pesca de la provincia, Juan Domingo Novero, a través de dos notas en las que pidió que se reserven dos millas marinas para la pesca artesanal en el área de jurisdicción del gobierno bonaerense y cuestionó la medida de la autoridad bonaerense de abrir la temporada de verano de captura de "variado costero" en la zona Norte.

En diálogo con LA CAPITAL, Ignoto explicó que el gobierno debería tomar la decisión reclamada antes del 1 de abril, fecha en que comienza a regir el permiso para la pesca de arrastre por parte de embarcaciones de hasta 19,30 metros de eslora en la zona limitada por los puntos 37º 20´ (latitud Sur) hasta el 37º 42,5´ (latitud Sur) y desde el 37º 46´ (latitud Sur) hasta el 38º 18´ (latitud Sur).

Para fundamentar su postura la Sociedad de Patrones Pescadores cita un informe del Inidep -número 30- en el que se recomienda "planificar la explotación de manera que pueda recuperarse la biomasa desovante en el corto plazo" y "extender a todo el año el área de veda de verano para la protección de juveniles de la especie pescadilla".

El argumento de los Patrones Pescadores es que la actual sobreexplotación de la pescadilla "no sucedería si solamente la capturaran las embarcaciones menores" como las que representa la entidad.

El pedido

Las notas elevada por Ignoto a Novero tienen fecha del 13 de febrero, la primera, y el 5 de marzo la segunda.

En el primero de dichos textos el dirigente solicitó que "se dé estricto cumplimiento al decreto 3237/95 que establece como zona reservada para la pesca artesanal en la provincia de Buenos Aires el área comprendida hasta las dos primeras millas náuticas" durante todo el año.

Según Ignoto, para ello debería reverse la resolución 24/06 -luego modificada por la 32/06- a través de la cual se permite la pesca de arrastre del denominado "variado costero" por parte de embarcaciones comerciales.

Dicho permiso rige desde el 1 de abril de cada año hasta el 31 de octubre y es de renovación automática a menos que la autoridad competente decida adoptar "nuevas medidas de cierre o modificaciones en las zonas fijadas" con el objetivo de "mantener la política de manejo precautorio de las especies".

Ni en 2007 ni en 2008 el gobierno suspendió la renovación, algo que Ignoto pidió para 2009 con el argumento de que se produjeron cambios en el recurso que así lo justifican.

"Nuestras lanchas -explica Novero- advierten la merma de la pescadilla, como también que es la especie objetivo de captura de las embarcaciones comerciales permisionadas" por las resoluciones mencionadas.

"Para que la pescadilla pueda recuperarse en el corto plazo no resulta razonable hacer ingresar a la milla cero numerosas embarcaciones comerciales costeras reclasificadas como rada o ría, con cubierta corrida, de hasta 19,30 metros, impidiendo que las especies objeto de las artesanales puedan bajar de norte a sur" argumenta más adelante el dirigente.

Situación crítica

Según Ignoto, el establecimiento de una zona reservada para la pesca artesanal tendría dos consecuencias benéficas: por un lado permitiría la recuperación en el corto plazo de la pescadilla y por el otro beneficiaría a un sector que en los últimos tiempos se habría visto seriamente perjudicado.

Respecto del primer punto, el dirigente recuerda que "no existen antecedentes científicos que mencionen que nuestras lanchas hayan producido ningún tipo de depredación o modificaciones importantes de los fondos de pesca en su lugar delimitado históricamente".

Asimismo destaca que "las embarcaciones descubiertas encuentran menores posibilidades en cuanto al mantenimiento a bordo del producto de la pesca, en virtud de que deben regresar en lapso más breve a puerto para efectuar la descarga".

En otro texto también señala que "las embarcaciones menores de nuestra flota no utilizan en más del 90% el arte que sí usan todos los barcos comerciales actualmente habilitados por estas resoluciones, que es la red de arrastre a la pareja".

Respecto de la situación general de las lanchas amarillas, el dirigente recuerda que se encuentran declaradas en emergencia pesquera por la falta de recurso frente a Mar del Plata por la ley 12.501.

"Estas embarcaciones desarrollan su potencial de actividad con especies de hábitat intermareal y de aguas someras, como langostino, camarón y cornalitos" describe y advierte que las zonas de esfuerzos restringidos establecidas por varias resoluciones "han caído en abstracto dado que el recurso lo atajan antes los más grandes".

"Las especies costeras y pelágicas de las que por tradición hemos defendido y hecho un uso estacional, regular y sostenido, como la anchoíta y la caballa, año tras año fueron mermando el arribo en abundancia y talla comercial requerida por los mercados a nuestro reducido radio de acción, lo que viene provocando rentabilidad negativa desde el año 1998", añade.

"Como consecuencia de este incremento del esfuerzo pesquero se ve afectada la sustentabilidad de los recursos costeros y de la flota artesanal que históricamente operó sobre los recursos costeros, conocidos como pescadilla", añade el dirigente.

Un gesto que agravó la preocupación del sector

Aunque no pierde las esperanzas de ser escuchado, el presidente de la Sociedad de Patrones Pescadores, Luis Ignoto, reconoció que las decisiones adoptadas hasta el momento por el gobierno provincial no son demasiado halagüeñas.

Sucede que después de que el 13 de febrero la sociedad elevara su primera nota pidiendo que se revea la resolución 24/06 y su modificatoria, la 32/06, la autoridad bonaerense adoptó una nueva medida que avanza en el sentido "exactamente contrario" al solicitado.

Específicamente Ignoto se refirió a la resolución 11/09, emitida el 18 de febrero, que permitió la pesca de arrastre de fondo del conjunto de especies componentes del variado costero en las tres millas náuticas del sector comprendidas entre 37º20' hasta 37º42' y desde los 36º50' hasta 37º01'.

El período autorizado va desde el 19 de febrero hasta el 31 de marzo de este año y beneficia a aproximadamente 25 embarcaciones de hasta 18 metros de eslora que podrán realizar cuatro mareas.

En diálogo con LA CAPITAL, Ignoto explicó que si bien esta resolución no abarca el área de explotación de las embarcaciones marplatenses, sino otra ubicada más al norte, los pescadores locales igual se verán afectados.

"Es que la condición migratoria de la pescadilla es de norte a sur, por lo que se generará una merma considerable para la especie bajándola a límites de sobreexplotación" relató el dirigente quien especificó que esta decisión motivó la elaboración de una nueva carta que fue elevada a la provincia el 5 de marzo.

"Esta nueva resolución agrava nuestra anterior preocupación en cuanto abre la captura en la temporada de verano" advierte la nota que también señala que "existe el peligro de que estas resoluciones limitadas en el tiempo se perpetúen todo el año".

En este sentido, recuerdan las resoluciones anteriores regían desde el 1 de abril hasta el 31 de octubre de cada año. "Luego ese período se prorrogó hasta el 18 de diciembre y actualmente la disposición 11/09 casi completa el año, al regir a partir del 19 de febrero al 31 de marzo" relata e insiste en que es un criterio opuesto al del Inidep, que recomendó "extender a todo el año el área de veda de verano".

Comentá la nota