Pesatti: "Ya es insoportable vivir entre la tierra"

Viedma.- El legislador Pedro Pesatti, sostuvo que "en menos de una semana Viedma tuvo que sufrir tres tormentas de tierra, y la de este viernes, por primera vez, pone en evidencia la calamidad que se produjo en el departamento Adolfo Alsina pues el viento predominante era del sector sudoeste y una prueba contundente de que se han perdido más de sesenta mil hectáreas de monte nativo sin justificación alguna, pues las consecuencias de ese accionar hoy lo está pagando el vecino que ya no aguanta más este fenómeno, causado por la negligencia e incompetencia de funcionarios públicos que dejaron que los dueños de los campos hicieran lo que se les antojase."
Pesatti quien ha iniciado acciones para determinar las responsabilidades que pudieren caber a funcionarios públicos que no actuaron con previsión frente al desastre que ha provocado el desmonte indiscriminado y el sobre pastoreo en vastas áreas del sur bonaerense y del Departamento Adolfo Alsina, impulsa medidas ante la Defensoría del Pueblo, organismo facultado para entender en las denuncias que ha formulado, con el objeto de que accione judicialmente por la vía del amparo ambiental y/o toda otra vía que del análisis jurídico de la cuestión se pudiere determinar con el propósito de que las autoridades competentes actúen en la mitigación del desastre natural, para resarcir los daños causados a los vecinos de Viedma y la región, y para que se castigue, si la justicia así lo determina, a los funcionarios que surjan como responsables de no haber actuado de manera preventiva en los estados provinciales donde se localiza la causa del desastre."

"No puede ser -sostuvo Pesatti- que la comunidad tenga que soportar que cada dos o tres días una tormenta de polvo y tierra se abata sobre la ciudad. Alguien tiene que pagar este daño ambiental, y cuyo impacto sobre la salud humana y las actividades económicas desconocemos en su real magnitud. Los que llevaron a cabo el desmonte indiscriminado -enfatizó- lo habrán hecho porque les significaba un buen negocio aunque hoy, lamentablemente, se lo tienen que pagar los vecinos. Por eso no pararemos hasta determinar qué funcionarios son los responsables de haber permitido esta locura, pues ya es imposible contener la bronca, y mucho más cuando nos quieren hacer creer que todo es culpa de la sequía cuando en realidad si el monte nativo no se hubiera perdido en semejantes proporciones nada de lo que estamos viviendo hubiera sucedido nunca."

En su presentación el legislador de Viedma requiere a la defensoría del pueblo "su discernimiento sobre las circunstancias ambientales que son de dominio de público y que, a desde el año pasado, de manera reiterada y cada vez con mayor frecuencia, castigan a mi ciudad y a la región con tormentas de polvo y tierra, producto de la combinación de factores climáticos y la inadecuada e irresponsable interacción del hombre con el medio".

"Las tareas de desmonte indiscriminado, el sobre pastoreo, la aplicación de técnicas tradicionales para la preparación del suelo, ya inadecuadas para regiones como la nuestra, entre otros factores, potenciaron el efecto de la sequía y la degradación de la tierra que pone en evidencia sobre el sur de la provincia de Buenos Aires y en áreas del departamento Adolfo Alsina un verdadero proceso de desertización cuyas consecuencias periódicamente deben afrontar nuestros vecinos. No sabemos -se interroga Pesatti- qué relevancia tienen estas consecuencias desde el punto de vista de la salud humana ni el impacto que provocan en actividades económicas, como en el sector turístico, por citar sólo un ejemplo. Por eso todo ello conecta con preguntas inquietantes cuyas respuestas no conocemos y que constituyen la primera preocupación que motivan la presentación de este escrito. Sí sabemos -enfatiza- que el fenómeno que estamos viviendo no puede ser atribuible solamente a la naturaleza y que hay responsabilidades en la esfera estatal por no haber previsto, controlado y sancionado el manejo inadecuado del suelo."

"Sobre la base de los antecedentes expuestos -dice más adelane en su escrito el parlamentario- solicito que, en ejercicio de la legitimación procesal constitucionalmente asignada a la Defensoría del Pueblo, por la cual se le faculta a representar los intereses difusos o colectivos de los ciudadanos de mi Provincia, tenga a bien a que, de manera inmediata, se analice la posibilidad de accionar judicialmente por la vía del amparo ambiental y/o toda otra vía que del análisis jurídico de la cuestión se pudiere determinar con el propósito de que las autoridades competentes actúen en la mitigación del desastre natural que nos vemos obligados a padecer, para resarcir los daños causados a mis vecinos, y para que se castigue, si la acción que el organismo emprenda así lo determina, a los funcionarios que surjan como responsables de no haber actuado de manera preventiva en los estados provinciales donde se localiza la causa del desastre."

Comentá la nota