Pesatti denunció al juez Pedro Funes

El legislador Pedro Pesatti formalizó hoy ante el Consejo de la Magistratura de Río Negro una denuncia contra el juez Pedro Funes por presunto desconocimiento del derecho aplicable y/o por graves negligencias en la causa penal por la cual se investigan presuntas irregularidades en la construcción de escuelas públicas, pesquisa judicial que tuvo su inicio a raíz de una denuncia formulada por la Fiscalía de Investigaciones Administrativas en el año 2001.
"Las supuestas anomalías –expresa el legislador Pesatti en su denuncia- que se encuentran siendo objeto de investigación, refieren a deficiencias en la construcción de escuelas, en donde se habría utilizado material de menor calidad a la que figura en las facturaciones realizadas por la empresa contratista. Entre los hechos investigados, figura el cobro de sumas dinerarias de parte de las empresas constructoras sin que éstas hayan efectuado obra alguna."

"Según la información con la que contamos –agrega el parlamentario-, la denuncia efectuada por la Fiscalía de Investigaciones Administrativas inicialmente se tramitó por ante la Segunda Circunscripción Judicial. Luego, en el mes de abril del año 2008 –siete años más tarde-, el Superior Tribunal de Justicia de nuestra Provincia decretó la incompetencia para entender en la investigación de los hechos -por parte del juzgado en el que primigeneamente se radicara la denuncia-, entendiendo que la misma debía proseguir por ante los Tribunales de la Primera Circunscripción Judicial, ordenando en consecuencia, la remisión de las actuaciones al Juzgado de Instrucción Nº 4 a cargo del Dr. Pedro Funes."

"Lo cierto es –enfatiza Pesatti- que el magistrado de la causa habría terminado incurriendo en graves errores en el desempeño de sus funciones, irregularidades que fueran detectadas por el Juez subrogante del precitado Tribunal, doctor Juan Bernardi."

Errores

Respecto de los presuntos errores en los que habría incurrido el Dr. Funes en la tramitación de dicha investigación penal, un informe que publicó el diario Río Negro con fecha 5 e abril del corriente año, alude claramente a los llamados a declaración indagatoria efectuados. Allí se afirma que: "…La intención es mejorar los llamados con una descripción adecuada de los hechos, explicitando las respectivas imputaciones como lo fija la Ley para evitar nulidades futuras y que parece no tuvieron en cuenta estas convocatorias. Los llamados anulados no habrían incluido precisiones en relación a tiempo, modo, lugar, tipo de perjuicio como lo fija la norma…".

"Vale decir –agrega el denunciante- que el yerro detectado por el Dr. Bernardi refiere a una severa irregularidad que sólo puede materializarse desde la absoluta negligencia y/o el desconocimiento del derecho. En efecto, no se trata de una simple interpretación del derecho o posición doctrinaria, estamos ante la presencia de un Juez que no sólo no tendría cabal conocimiento de las funciones que recaen sobre el cargo que ostenta, sino lo que es peor aún, se encuentra en tela de juicio que el mismo posea los conocimientos jurídicos necesarios. Ello se traduce, desde la óptica del justiciable, en la total y absoluta ignorancia del derecho aplicable en la rama en que le toca intervenir."

En otro tramo de su argumentación, Pesatti también señala que "el Juez Subrogante -Dr. Bernardi-, ante la inminente posibilidad de que el Resolutorio -dictado por el Titular del Juzgado de Instrucción Nº 4 de Viedma- y el consiguiente acto de indagatoria, fueran ulteriormente tachados de nulidad por no guardar las mínimas formas exigidas en el código de procedimiento -lo que por cierto, también conculcaría los principios constitucionales de debido proceso y de derecho de defensa- determinó que Bernardi decidiera, y con acertado criterio, suspender las indagatorias programadas en la causa para subsanar las irregularidades cometidas por el Dr. Funes."

Desconocimiento constante

"Es constante el presunto desconocimiento legal que posee este magistrado –sostiene Pesatti- dado que no es la primera vez que se encuentra teñida su actuación con este tipo de imputaciones. Recordemos que a la fecha aún se tramita en el seno del Consejo de la Magistratura la famosa "Causa Flavors", en la cual, sorprendentes estadísticas revelaron la labor que viene desarrollando dicho magistrado. Durante los años 2007 y 2008 Funes fue responsable de la revocación y/o nulidad en el TREINTA Y NUEVE POR CIENTO (39%) de la totalidad de causas en las que interviniera durante ese período -según el informe elaborado por las dos Salas de la Cámara Criminal de Viedma-, cifra verdaderamente preocupante si advertimos que estamos hablando de que poco menos de la mitad de su labor como magistrado durante ese periodo, mereció severos cuestionamientos de parte de su superior inmediato. Esta situación, al igual que la que da andamiaje y fundamento a la presente denuncia, no puede pasar desapercibida a los ojos de los miembros del Consejo de la Magistratura, sobre quienes pesa la responsabilidad de merituar estas conductas y disfuncionalidades que tanto daño generan al sistema de Administración de Justicia de nuestra Provincia."

Comentá la nota