A pesar de todo, hubo avance

El Ejecutivo espera la sanción del presupuesto en la Legislatura, pero se comprometió a iniciar la discusión salarial cuanto antes. Hubo acuerdo sobre el plan de 2.000 viviendas para maestros y el llamado a concurso de cargos.
El gobierno y Amsafé cerraron ayer el año en la paritaria docente con dos acuerdos y una promesa: comenzar a discutir la política salarial de 2010 con tiempo suficiente para no llegar a la última semana de febrero sin una definición de la grilla de sueldos. ¿Los acuerdos? Un plan de 2.000 viviendas para maestros con fondos nacionales a tasa subsidiada y el llamado al concurso de cargos en escuelas normales y superiores de comercio transferidas. "A pesar de todo, hubo avances", reconoció la secretaria general de Amsafé, Sonia Alesso.

Los avances de la paritaria se concretaron en dos planos:

* Un plan de 2.000 viviendas para docentes con fondos nacionales y una tasa de interés que será subsidiada por la provincia. "Faltan algunas precisiones, pero ya está cerrado este convenio entre el gobierno nacional y Santa Fe que afectará recursos para 2.000 viviendas destinadas a docentes", explicó Alesso.

* El concurso de cargos en escuelas normales y superiores de comercio transferidas. "Ya veníamos trabajando en dos borradores, uno en el gremio y otro en el Ministerio de Educación. Hoy (por ayer) se discutieron y salió la convocatoria al concurso de cargos en las escuelas normales y superiores de comercio transferidas de toda la provincia, que era uno de los que estaba pendiente", agregó.

La discusión salarial no estaba en la agenda de la paritaria, pero hubo una promesa oficial. "La necesidad de discutir salarios y condiciones de trabajo (en el arranque 2010). Nosotros planteamos que estos temas se deben debatir con el tiempo suficiente para que no lleguemos a la última semana de febrero sin definiciones, que haya un tiempo prudencial para que se pueda dar un debate profundo sobre estos temas", dijo Alesso.

¿Y cuándo comenzarían esas negociaciones?

El gobierno espera la sanción del presupuesto en la Legislatura, pero se comprometió a iniciar las discusiones cuanto antes. El compromiso es no hacer una discusión a último momento, sino que podamos trabajar todos estos temas con tiempo -contestó.

El secretario de Educación, Jorge Márquez -que ayer encabezó la delegación oficial en la paritaria coincidió con ese criterio. "Creo que estaremos en condiciones de empezar a tratar la política salarial a la brevedad", dijo aunque supeditó las negociaciones a la sanción del presupuesto.

La última reunión de la paritaria coincidió también con un lamento de Binner cuando le preguntaron si se sentía "defraudado" por las demandas docentes. "Defraudado no es la palabra. A mí me molesta mucho cuando algunos quieren definirse como laburantes del aula. El maestro es maestro", se quejó. Alesso le respondió que ese debate se saldó hace más de 30 años cuando se creó la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera): "Somos trabajadores de la cultura, con sus propias características".

Comentá la nota