A pesar del ruido, aún entran más dólares de los que salen de la Argentina

En enero continuó la demanda de pesos del sector privado y el Central se mostró tan activo como siempre, con compras de divisas que promediaron los u$s 270 millones por semana. Para los economistas, se trata de una evidencia de que los inversores siguen más atentos al canje de deuda que a la creación del polémico Fondo del Bicentenario. El BCRA acumuló en este tiempo u$s 135 millones y así efectuó una inyección de pesos que da soporte a la reactivación
En medio del clima tumultuoso en el que quedó envuelto el mercado cambiario con la creación del "Fondo del Bicentenario", y contra lo que había llegado a presumirse en un principio, la entrada de divisas al país siguió mostrándose positiva en lo que va del 2010 y no arrojó mayores efectos sobre el mercado cambiario que los que suelen deparar las cuestiones estacionales. Los datos estimados sobre la dolarización de portfolio dan por estos días un saldo positivo que es propio de las épocas de mercados en paz y que no alcanza para poner en riesgo la recuperación de la economía hacia adelante. La lectura que hacen los economistas es que el sector privado mantiene su apuesta sobre el canje de deuda, por encima de las consecuencias que pueda generar la creación del Fondo del Bicentenario.

"Evidentemente no hubo demasiados problemas. El tipo de cambio no se movió, el Central lo manejó tranquilo. Se sintió un aumento de la demanda minorista, pero no hubo ningún caos... En otro momento hubiéramos visto una cosa muy diferente", se sinceró un consultor.

De la estimación que hoy hacen en las consultoras surge que el flujo de capitales, para lo que va de enero, muestra todavía un saldo levemente positivo, de unos u$s 30 millones. La cifra surge de restar, a las compras de divisas del BCRA, la liquidación -para igual período- de las exportaciones de cereales y oleaginosas (un proxy que consideran sugestivo porque representa un tercio de las exportaciones argentinas).

"Los guarismos indican que la crisis con el Banco Central por ahora no incrementó la demanda de dólares por parte del sector privado. De hecho, al igual que en el mes de diciembre último, la salida de capitales de la economía sería nula en la

primera quincena de enero, luego de dos años seguidos en los que el promedio mensual de dolarización de cartera fue de u$s 1.800 millones", comentó a El Cronista el analista de Econométrica, Ramiro Castiñeira.

Los primeros quince días del año mostraron al Central prácticamente tan activo como en los últimos del 2009, con compras de u$s 547 millones en el mercado spot (u$s 260 millones en la primera semana, y u$s 287 millones en la segunda). Si a este monto se le resta el total de las liquidaciones que registra el Ciara, para igual período, el ingreso de capitales resulta positivo en u$s 28 millones.

En Econométrica, donde prefieren realizar la estimación cruzando los datos del BCRA con el saldo comercial, la percepción es la misma: "Este ritmo de compras del Central sugiere un monto de casi u$s 1.100 millones por mes que es prácticamente idéntico al superávit comercial del período", explicó el último informe. Y agrega, a su vez, que la compra de dólares del Banco Central no sólo permite "sumar reservas", sino también "reactivar el principal factor de monetización de la economía".

Los 20 días que Cristina y Redrado llevan de enfrentamiento no le impidieron al Central acumular en este tiempo unos u$s 135 millones en reservas. Fue el resultado de la cantidad de pesos que demandó diariamente el sector privado y que, a juzgar por la evolución de los depósitos bancarios, no tuvo como fin el ahorro sino la compra de activos. "Si los plazos fijos no crecieron demasiado, y los títulos no subieron, eso se volcó a bienes, y la reactivación continúa", razonó un economista. Una buena evidencia de esto es, para Castiñeira, la recomposición que hoy muestran los agregados monetarios privados: "Ésta supone una mayor demanda agregada en la economía, que es el primer eslabón de la reactivación del mercado interno, y que se suma a la recuperación de la demanda externa", concluyó.

Comentá la nota