A pesar de las presiones, Carrió insiste con Prat Gay en la Ciudad

A pesar de las presiones, Carrió insiste con Prat Gay en la Ciudad
Lo quiere como cabeza de la lista de diputados. Algunos no le ven "chapa".
Elisa Carrió, por ahora, soporta sin inmutarse las presiones que algunas voces de peso del frente que la Coalición Cívica compone con las UCR le ejercen para que sea ella -y no el economista Alfonso Prat Gay- quien encabece la lista de diputados nacionales por la Capital Federal. "Lo voy a sostener a Alfonso, no me hablen más de la cuestión. Nuestro candidato es Alfonso", dijo ayer en la última reunión que mantuvo con el comité de campaña, poco antes de subirse al avión que la trasladó hacia Estados Unidos.

El miércoles, en las filas del espacio había corrido con insistencia un rumor: la jefa de la CC había dicho que iba a hacer todo lo "necesario" para "arrasar" en la Capital y algunos interpretaron que eso indicaba que podía llegar a bajar al ex titular del Banco Central. En diálogo con Clarín, Carrió desestimó a quienes cuestionan a su delfín. "Si es necesario, yo voy a ser candidata, pero no cabeza de lista. Puedo ir segunda, sexta o última", señaló. La misma frase pronunció meses atrás en un acto en Almirante Brown.

La postura firme de Carrió en el encuentro de ayer, incluso, tuvo rebote en el radicalismo. El jefe de la UCR, Gerardo Morales, le contó a sus colaboradores que no van a abordar más el tema (al menos hasta muy cerca de la elección de octubre). "Los radicales tenemos que concentrarnos en elegir nuestros propios candidatos para acoplarlos a la lista", deslizó. Ricardo Gil Lavedra, presente en la reunión del comité, sería la carta a la que apuesta el radicalismo. El ex ministro de la Alianza, a la vez, goza de la simpatía de Carrió. Fue uno de los trabajó en las sombras para cerrar el acuerdo UCR-CC.

El asunto de si Carrió sí o Carrió no, sin embargo, no sólo inquieta a los radicales. En la Coalición hay dirigentes que no terminan de creer en el potencial de Prat Gay. Claro que lo comentan por lo bajo para no irritar a la jefa. "En un hipotético escenario frente a Gabriela Michetti no tiene chapa, es un técnico", aducen. Hay quienes, además, sostienen que no tiene carisma.

Antes de viajar a EE.UU. para participar de una ceremonia religiosa que inaugurará el flamante presidente, Barack Obama, y presentar un informe ante la Organización de Estados Americanos por el fraude electoral que denunció la Coalición durante los comicios presidenciales de 2007, Carrió dio algunas instrucciones para potenciar a su candidato, con el que compartirá el viaje. Pidió desde una agenda con más visitas a los barrios hasta afiches callejeros.

"Tenemos que demostrar que detrás de Alfonso está toda la Coalición y que ésta es la única opción opositora al kirchnerismo", dijo la chaqueña.

Comentá la nota