A pesar de la poca presencia en las rutas, ruralistas van por más

El tercer día de paro del campo se cumplió ayer con una reducida presencia de productores en las rutas, sin cortes en el tránsito y con renovadas críticas por parte de la dirigencia ruralista que integra la Mesa de Enlace.
En ese sentido, el titular de la Sociedad Rural (SRA), Hugo Biolcati, advirtió que los reclamos seguirán más allá de la medida de fuerza que termina el miércoles.

Biolcatti remarcó las dificultades que tiene el campo para conseguir respuestas por partes de las autoridades y señaló que, aún después de los seis días de paro que lleva a cabo el sector, "nadie piensa que se conseguirá el manual del tambero feliz".

"Ni el más optimista de nosotros cree que terminados los seis días (de paro) va a conseguir el manual del tambero feliz y el librito del ganadero complaciente", sostuvo.

Por otra parte, en referencia al prolongado conflicto con el Gobierno por las retenciones móviles que finalmente fueron rechazadas por el Congreso, sentenció: "Nosotros no habremos ganado nada, pero ellos perdieron muchísimo".

Al respecto, el vicepresidente de Federación Agraria Argentina (FAA), Pablo Orsolini, aseguró que los dirigentes de la Mesa de Enlace están "abiertos al diálogo" y destacó que para levantar la protesta, que se extenderá hasta el miércoles próximo, "hay que ver cuál es el paquete de medidas" del Gobierno.

Para Orsolini, en la administración kirchnerista "tienen los números, pero se hacen los distraídos" con los reclamos realizados por el campo, y advirtió que el Gobierno "deberá empezar a poner un poco más de atención" al tema.

El dirigente rural dijo que el sector exige "políticas y reglas de juego claras, ya que hoy no sabemos si mañana un señor (del Gobierno) se despierta malhumorado y nos cierra la exportación o nos pisa los precios" de la hacienda.

Productores agropecuarios santafesinos nucleados, FAA y los Autoconvocados cumplieron la tercera jornada de paro con protestas, al costado de las rutas de la provincia.

Al igual que el viernes y el sábado, si bien no se cortaba el tránsito, no se posibilitaba la circulación de camiones cerealeros o de ganado en pie. La protesta no tiene el mismo vigor de la realizada en el primer semestre del año, aunque durante estos tres días no se comercializaron granos y tampoco se registró el ingreso de camiones a las 22 terminales portuarias ubicadas entre las localidades de Timbúes y Arroyo Seco.

Comentá la nota