A pesar de las dudas de los especialistas, el Indec realizará el Censo Nacional 2010

Varios especialistas habían alertado que no están dadas las condiciones en el organismo para llevarlo adelante; la decisión fue dispuesta a través de un decreto publicado en el Boletín Oficial
Finalmente, y pese a los fuertes cuestionamientos por la falta de transparencia que reina en el organismo intervenido por el Gobierno desde 2007, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) realizará este año el Censo Nacional de Población.

A pesar de que había sido puesto en suspenso y ya se hablaba de una postergación para 2011, el decreto 67/10 publicado en el Boletín Oficial y firmado por la presidenta, Cristina Kirchner, dispuso la realización de lo que será la más grande movilización de recursos humanos en tiempos de paz desde hace nueve años, cuando se realizó el último censo.

En ese sentido, se decidió la creación del Consejo Superior del Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas 2010 que "tendrá a su cargo la coordinación programática y ejecutiva entre los organismos nacionales y provinciales con el objetivo de asegurar una eficiente colaboración y articulación entre los mismos, a fin de movilizar el conjunto de recursos humanos materiales necesarios para la realización del operativo en sus diferentes fases".

Este consejo será presidido por el ministro de Economía, Amado Boudou, que contará además con todos los fondos oficiales para realizarlo. "El Indec trabaja en el diseño de los mecanismos de recolección y procesamiento" para lograr que el censo 2010 sea confiable", había señalado a LA NACION. "Es el gran desafío del Indec, luego de lo que pasó en el anterior, que se hizo en un gobierno que no tenía idea de cómo gestionar", dijo Boudou, en referencia a la gestión de la Alianza en 2001.

Críticas. El Gobierno le dio el visto bueno a pesar de que desde el Consejo Académico de Estudio y Seguimiento del Indec habían surgido varias voces que desalentaban la realización del Censo debido a la fragilidad institucional que vive el organismo estadístico desde la intervención impulsada por el ex presidente Néstor Kirchner y el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

Fuentes de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y de Tres de Febrero (Untref) había afirmado que consideraban que la delicada tarea de juntar y procesar los datos "debería estar en manos de un conjunto de organismos -como parte del sistema nacional de estadísticas- y, si es necesario, demorarse hasta 2011".

"Primero pensamos que el problema más grave de credibilidad era el de los datos del IPC, pero luego nos dimos cuenta de que los referidos al censo 2010 son iguales o peores", había señalado el director de la Maestría en Generación y Análisis de Información Estadística de la Untref, Jorge Fernández Bussy.

En tanto, Enrique Zuleta Puceiro (Derecho-UBA) había recordado de presentar el anticipo del informe que el Consejo del Indec completará en abril que "las pruebas piloto del censo que hizo el Indec en Chivilcoy y Tierra del Fuego fueron un fracaso".

Comentá la nota