A pesar de la conciliación, siguieron las medidas de fuerza

El rechazo principal llega del interior. En Andalgalá y La Paz confirmaron que no la acatarán. Y en Tinogasta siguen con el paro.
A pesar de que está vigente la conciliación obligatoria por el conflicto entre los gremios docentes y el Gobierno, muchos trabajadores de la educación provincial seguían ayer con medidas de fuerza. Esto, aunque las cúpulas sindicales anunciaron la suspensión de la protesta, al menos hasta la audiencia prevista para el próximo martes.

En escuelas de la Capital, como la de La Viñita, barrio Apolo o la de las 500 Viviendas, despacharon alumnos, con el argumento de la continuidad del reclamo.

Pero el rechazo más fuerte a la conciliación provino del interior. En La Paz, una asamblea realizada en Recreo durante la mañana, decidió no acatarla y mantener el paro. Igual situación se dio en Andalgalá. Allí, el delegado de ATECA, Jorge Molas, aseguró que mantendrán el reclamo "hasta las últimas consecuencias".

"Las autoridades están tomando a los niños como rehenes", dijo.

En Tinogasta, se registró un elevado ausentismo docente, y se postergó para hoy una decisión sobre si acatan la disposición de Trabajo, aunque todo hacía suponer que no.

Por Radio Ancasti, el secretario adjunto del gremio, Carlos González, cuestionó al gobernador Brizuela. "No podemos tener un Gobernador con un conflicto social como el que hay y que no aparezca. La situación sigue difícil, mientras siga este tipo de gente (...) vamos a confrontar muy duro", advirtió.

"No quiero entorpecer"

El gobernador Eduardo Brizuela del Moral evitó ayer, al término de un acto en el Predio Ferial, responder las críticas que los gremios docentes hicieron en la marcha del martes. "Estamos en conciliación obligatoria y no quiero hacer declaraciones que puedan entorpecer este trámite", dijo, para anticipar que dejará su opinión para cuando pueda expresarla "con toda tranquilidad".

Con respecto a la conciliación, dijo que espera que sirva para que "podamos entendernos, hablar un idioma respetuoso, claro y donde se resuelvan otras problemáticas educativas, como la calidad educativa, no sólo el salario".

También negó cambios en el gabinete, y dijo que las versiones son "rumores mal intencionados".

Advierten sobre sanciones

El director de Inspección Laboral, Eduardo Tapia, advirtió que la normativa que regula la conciliación prevé sanciones para los sectores que decidan no acatar la disposición.

Aunque las entidades sindicales suspendieron las medidas de fuerza, podrían recibir sanciones si persisten con el reclamo. Igual situación se da en caso de que docentes sigan de paro y no acaten la decisión de la conducción, dijo el funcionario.

"Si se da el caso de que haya gente que no esté alineada con las decisiones del secretariado, sigue siendo una responsabilidad de la comisión directiva del gremio", comentó.

No obstante, recordó que al no estar vigente legalmente la medida de fuerza, quienes falten a sus actividades tendrán el ausente de rigor.

Tapia explicó que los gremios docentes no pueden participar de ninguna otra manifestación, por estar vigente la conciliación. Esto no sucede con otros sectores, como el de la salud, que mantiene un plan de lucha propio, que incluirá nuevas acciones de protesta.

Comentá la nota