Perú demandó a Chile en La Haya

Todo el espectro político peruano apoyó la decisión del presidente Alan García, dándole un respiro en momentos en que su gobierno enfrenta duras críticas por su política económica y por denuncias de corrupción.
En un inusual ambiente de unidad de todas las fuerzas políticas, Perú presentó ayer ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya la memoria conteniendo la sustentación de su reclamo sobre 39,700 kilómetros cuadrados de mar, que actualmente están bajo el dominio de Chile. De esta manera se inició ante la Corte de La Haya un proceso jurídico que culminaría recién entre 2012 y 2013 con un fallo que delimitará la frontera entre Perú y Chile y que será inapelable y de cumplimiento obligatorio para ambas partes.

Las distintas fuerzas políticas y los sindicatos dejaron de lado sus pugnas con el gobierno de Alan García para apoyar la demanda peruana ante la Corte de La Haya. Ollanta Humala, líder de la principal fuerza opositora, el Partido Nacionalista, se reunió con el canciller José Antonio García Belaunde, luego de lo cual elogió su trabajo para preparar la demanda peruana y anunció su apoyo “incondicional” a la misma. Días antes, Humala había llamado “presidente pro chileno” a Alan García por haber firmado un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Chile. Humala aclaró que su apoyo al gobierno en su demanda limítrofe contra Chile no significa un cambio en sus duras críticas contra la política comercial de García con Chile y aseguró que el TLC con ese país “debilita la posición peruana ante La Haya, porque no consagra la soberanía peruana sobre las 200 millas marítimas”.

El apoyo unánime que ha recibido por la decisión de llevar el diferendo limítrofe con Chile a La Haya le ha dado a García un respiro en momentos en que su gobierno enfrenta duras críticas por su política económica y por denuncias de corrupción. “Este es un día nacional de unión y reivindicación”, dijo García al anunciar en Palacio de Gobierno la presentación de la demanda peruana ante la Corte de La Haya. “Convocamos a todos los peruanos –agregó– a la serenidad y a la firmeza, a la espera de un fallo que debe darle la razón al Perú.”

Desde la India, la presidenta chilena, Michelle Bachelet, también aseguró estar convencida de que el fallo favorecerá a su país. “Estamos preparados (frente a la demanda peruana). Tenemos la razón”, dijo la presidenta chilena. En Santiago, su canciller, Mariano Fernández, señaló que el espacio marítimo reclamado por el Perú “se encuentra sujeto a la soberanía y jurisdicción chilena, que el gobierno seguirá ejerciendo; la situación de hecho y de derecho le da la razón a Chile”. El vicepresidente chileno, Edmundo Pérez Yoma, y el presidente del Senado de ese país, Jovino Novoa, calificaron la demanda peruana como “un acto inamistoso”. En Lima, el canciller García Belaunde respondió: “No estamos haciendo un gesto inamistoso, estamos planteando una solución equitativa para dos países hermanos”.

Esta disputa limítrofe ha tensado las relaciones siempre complicadas entre Perú y Chile, países que se enfrentaron en la Guerra del Pacífico (1879–1883), en la que Chile se anexó parte del territorio peruano. En el medio de la disputa no sólo hay sentimientos nacionalistas en ambos lados de la frontera, sino también 39,700 kilómetros de un mar rico en pesca.

Comentá la nota