Las pertenencias del PJ están en depósito

Las autoridades salientes informaron que dejaron en una escribanía toda la documentación. Y además un monto que supera los 14.000 pesos. Pero tienen destino prefijado
La conducción que tuviera el Partido Justicialista durante 17 años y que debiera ceder esa condición tras los últimos comicios internos, informó ayer que ha hecho el depósito en escribanía de toda la documentación que obraba en su poder y la suma de 13.380 pesos, más otros 800 que serán depositados mañana, con lo cual las nuevas autoridades "podrán afrontar sin inconvenientes el pago de la escrituración" de la casa de la avenida Rivadavia y alguna otra deuda existente.

Así lo indicó Rogelio Varese, acompañado de Ismael Guerrero y Raul Rossi, quienes ocuparan los cargos de tesorero y vicepresidente de la gestión partidaria presidida por el ex diputado.

Varese agradeció en primer lugar a los afiliados "que nos acompañaron en las últimas elecciones internas, y también a aquellos que quisieron hacerlo pero no pudieron por haberse encontrado fuera del padrón, en forma injustificada y sin ninguna razón ni explicación hasta el momento".

Indicó que durante "nuestra gestión al frente del Partido Justicialista siempre hemos ayudado a quienes lo necesitaron y está la documentación probatoria, pero siempre desde el anonimato, ya que preservar la identidad de las personas a las que se ayuda es respetar la dignidad de las mismas".

Puso de manifiesto que "de esa misma forma seguiremos trabajando porque así lo entendemos", y recordó que durante su gestión "hicimos construir en la Plaza San Martín el monumento a Evita, respondiendo de esa forma al deseo de muchos afiliados".

Varese indicó que el pasado miércoles 10 de diciembre "terminamos nuestro mandato, fecha en que hicimos entrega en la Escribanía Bronzieri de toda la documentación correspondiente, como son los libros contables al día con sus facturas y recibos que respaldan dicha documentación, un superávit económico muy importante que se logró gracias a la buena administración y el aporte de los concejales que han pasado por el Concejo Deliberante".

También se refirió a que fue entregada la llave de la casa partidaria "y esto lo recalco porque muchos se manifestaron irónicamente por algunos medios de comunicación poniendo en duda de que se fuera a entregar dicha sede en tiempo y forma. Evidentemente estas personas desconocen mi accionar, ya que jamás me he quedado con algo que no me pertenece, aunque fui el mentor de dicha compra con el solo objetivo de que los afiliados tuvieran un lugar que les perteneciera".

Por lo tanto remarcó que queda "toda la papelería en orden y el dinero necesario para proceder, sin ningún tipo de inconvenientes, a la escrituración del inmueble de la avenida Rivadavia a nombre del Partido Justicialista, tal lo indicado en el boleto de compraventa realizado en febrero de 1993, fecha en se adquirió esa casa".

Asimismo Varese expresó que todo "fue comunicado mediante carta documento a Pablo Garate y Alberto Balestrini (presidente del PJ bonaerense), a quien se le comunicó que el Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires tiene a disposición la documentación para escriturar la casa, que fue comprada en comisión para el Partido Justicialista pero al no tener personería jurídica se debe transferir al partido a nivel provincial".

Varese hizo saber el deseo de que las nuevas autoridades partidarias "le hagan las mejoras necesarias a este inmueble y los sigan conservando para el fin que fue adquirido".

No obstante aclaró que lo único que falta de toda la documentación es el libro de actas, que "se encuentra en poder de la secretaria de actas, a quien le he pedido que lo entregue en la misma escribanía, ya que tiene un valor afectivo muy importante para todos los peronistas y para mí en particular, ya que refleja la historia del peronismo tresarroyense".

De esta manera, las autoridades salientes del PJ han dejado en claro que no habrá un traspaso formal a la nueva dirigencia.

Comentá la nota