Ya hay más de 500 personas que reciben en Quilmes el tratamiento por la Gripe A

Ya hay más de 500 personas que están siendo tratados en Quilmes por la Gripe A, de los cuales 167 permanecen internados en distintos centros de salud del Distrito y los restantes reciben tratamiento ambulatorio.
La información la suministró el secretario de Salud de la Comuna, Sergio Troiano, que encabezó junto al Intendente Francisco "Barba" Gutiérrez y la directora de Epidemiología, Sonia Morúa, una conferencia de prensa hoy en el palacio municipal de la calle Alberdi. De todos modos, los funcionarios presentes insistieron en remarcar que oficialmente sólo hay 16 vecinos del Distrito que tienen la enfermedad confirmada y que los registros marcan de esos, dos casos fatales.

Gutiérrez realizó la convocatoria para explicar los alcances de la prórroga de la emergencia sanitaria dictada en el Distrito. El Jefe Comunal brindó detalles del decreto por el cual se prorroga por diez días corridos la emergencia sanitaria en el partido de Quilmes, aunque a partir de las 0 horas de este domingo bares, bailables, y pubs podrán abrir sus puertas.

Esto incluye además, restaurantes, casas de comida, bingos, gimnasios, natatorios, clubes, salones de fiestas y centros de compra. Igualmente, el funcionamiento de los locales comerciales estará restringido a que los propietarios de los negocios deberán hacer respetar "un radio mínimo de distancia entre concurrente y concurrente de dos metros". El decreto que lleva el Nº 2.799, consigna en su Artículo 1 que se extiende la emergencia sanitaria desde las 0 horas del 12 de julio hasta las 24 horas del 21 de julio.

El jefe comunal en la rueda de Prensa volvió a remarcar que la emergencia para atender la epidemia ha sido afrontada con fondos únicamente municipales -a excepción de los medicamentos-, aunque reconoció haber recibo promesas de dinero por parte de los gobiernos nacional y provincial. Gutiérrez se mostró preocupado por remarcar especialmente que no hubo falta de remedios en las unidades sanitarias y que a los trabajadores de la salud no les faltan elementos para poder atender en la emergencia. Además, negó la existencia de hacinamiento en el Hospital de Solano como había sido denunciado por el gremio de ATE durante la semana.

Por último el intendente aprovechó la ocasión para criticar al jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, por no haber adherido al feriado sanitario y le recomendó dejar de lado las especulaciones políticas para enfrentar la epidemia.

Comentá la nota