13 personas a merced de banda que copó una casa

Ocurrió en barrio Jardines del Jockey. Los delincuentes se apoderaron de dos vehículos y más de 20 mil pesos.
Una banda de delincuentes, que estaría conformada por cinco personas, copó en la madrugada de ayer una casa de barrio Jardines del Jockey, en la zona sur de la ciudad de Córdoba, donde redujeron a 13 personas. Los ladrones, que actuaron como "profesionales", según recalcaron las víctimas, se llevaron dos vehículos y más de 20 mil pesos, entre moneda nacional y extranjera.

Alberto Urus (61), el dueño de casa, relató que a la 1.30 de ayer, él y su esposa dormían en una de las habitaciones de la vivienda emplazada en la esquina de Ruelle y Alumbrado, a metros del hipódromo. En las otras piezas descansaban tres parejas allegadas, mientras que el hijo del propietario estaba reunido en el quincho con varios amigos.

Fueron ellos los que primero se toparon con los ladrones. Luego de ingresar por el patio, según aseguraron fuentes policiales, los delincuentes, que iban armados, apuntaron a los jóvenes, a lo que obligaron a ingresar en la casa.

Adentro, despertaron a los mayores. Ataron a todos y golpearon a algunos. Luego, encerraron a sus víctimas en una sola pieza, cuya puerta cerraron con llave.

Los ladrones, que permanecieron alrededor de 45 minutos, se apoderaron de un Audi A4 (propiedad de una de las parejas amiga que estaba de visita en Córdoba), color gris, una camioneta Toyota Hilux, 2.700 dólares, 13.400 pesos, y dos computadoras, entre otros elementos, según informó la Policía.

Luego de cargar estos elementos en los vehículos, huyeron con rumbo desconocido.

La camioneta fue encontrada horas después en barrio General Paz, pero hasta anoche el Audi no había aparecido.

"Parecían ‘profesionales’ por la forma en que actuaron", refirió una de las víctimas, al tiempo que aseguró que para él se había tratado de un asalto "al voleo".

Los damnificados, para pedir ayuda, tuvieron que esperar que un hijo de Urus lograra desatarse y pudiera descolgarse por una ventana.

"Yo pago la seguridad". Jardines del Jockey es un barrio abierto, que tiene cinco guardias privados para recorrer dos manzanas, según aseguró un vecino a este diario. En la casa de los Urus, hay un cartel que reza "Yo pago la seguridad". El mismo letrero figura en otras viviendas del sector. Sin embargo, parece que no alcanzó para detener a los delincuentes.

"Los ladrones están muy jugados, por más seguridad privada, ellos se arriesgan igual", confió un guardia de ese barrio. Dijo que los delincuentes esperan, para intentar cometer el robo, que el personal de seguridad esté rondando por otro sector.

"Y la gente también es confiada. Por ver los guardias, creen que viven en un country y se relajan. Y, lamentablemente, no es así", concluyó.

Comentá la nota