Más de 250 personas por día concurren al municipio para obtener el carné de conductor

La demanda de licencias para conducir creció sensiblemente en la ciudad de Resistencia. En el municipio local se atiende alrededor de 250 personas por día que van en busca del carné que los habilita para conducir motos, autos o vehículos para el transporte de pasajeros.
Para obtenerlos por primera vez se debe pasar un examen visual y psicológico, además de una prueba teórica y práctica de manejo.

El municipio inició desde hace dos años la entrega de un nuevo modelo de licencias, que ahora está impreso en una tarjeta de policloruro de vinilo (PVC) similar al utilizado en las tarjetas de crédito, que cuenta con un holograma de seguridad, y que es más difícil de copiar. La iniciativa surgió a partir de las denuncias reiteradas y la aparición de carnés falsos que llegaban hasta la Dirección de Registro de Conductor.

Es que el modelo anterior era más fácil de falsificar con una simple computadora, un software de fotografía y una impresora de mediana calidad. Antes del cambio algunos conductores aseguraban que en la calle se podía conseguir un carné trucho por unos pocos pesos. Para eliminar estas prácticas, se resolvió poner en marcha el nuevo sistema que, por tener un mayor costo en los materiales que se utilizan para la confección de la licencia y al ser más difíciles de duplicar, terminó por desalentar a los que lucraban con los viejos carnés truchos.

El nuevo carné, además, se ajusta a lo que establece la ley nacional de Tránsito (24.449), que divide a las licencias en clases y no en categorías, como era antes.

Las licencias para conducir son de Clase A: para ciclomotores, motocicletas y triciclos motorizados. Cuando se trate de motocicletas de más de 150 centímetros cúbicos de cilindrada, se debe haber tenido previamente por dos años habilitación para motos de menor potencia, excepto los mayores de 21 años.

Clase B: Para automóviles y camionetas con acoplado de hasta 750 kilogramos de peso o casa rodante; Clase C: Para camiones sin acoplado y los comprendidos en la clase B; Clase D: Para los destinados al servicio del transporte de pasajeros, emergencia, seguridad y los de la clase B o C, según el caso; Clase E: Para camiones articulados o con acoplado, maquinaria especial no agrícola y los comprendidos en la clase B y C; Clase F: Para automotores especialmente adaptados para discapacitados; Clase G: Para tractores agrícolas y maquinaria especial agrícola.

El trámite

Según las autoridades del área, en los últimos meses creció sensiblemente la demanda de carnés de conductor. Los trámites para la obtención o renovación de licencias se realizan en forma personal, en la sede de la calle Monteagudo 145. Las renovaciones pueden demandar entre 20 y 45 minutos, según la cantidad de personas que en ese momento estén tramitando el plástico.

Quienes solicitan el carné por primera vez tendrán que esperar más tiempo, porque deben rendir además un examen teórico de educación vial, luego de aprobar el examen práctico que se toma en el Domo del Centenario.

Los interesados pueden realizar los trámites de lunes a viernes de 7 a 11:30 y de 16 a 18 en la Dirección de Registro de Conductor. Deben concurrir con una fotocopia de la página del DNI donde debe figurar el domicilio de Resistencia, y certificado de grupo sanguíneo.

Las renovaciones son anuales, pero el período de duración de cada carné dependen de la edad del conductor: los que tienen entre 21 y 46 años deberán hacer una renovación completa cada cinco años, y el período se reduce a medida que aumenta la edad. A partir de los 60 años, la habilitación es por un año.

Cabe destacar que el número que lleva el nuevo carné coincide con el número de DNI del conductor, y vence del día del cumpleaños del solicitante, para que no se olvide de renovarlo.

Los trámites comienzan con un formulario que el aspirante debe completar con sus datos, sigue con un examen de agudeza visual y otro en el gabinete psicológico donde se realiza un test para evaluar la percepción y coordinación visual y motriz de la persona. Luego se realiza un examen de educación vial.

Una vez completado este paso, y si no surgen problemas, se emite la boleta con el importe correspondiente a la clase de carné que se solicitó, que el conductor debe pagar en una caja habilitada dentro de la misma Dirección de Registro de Conductor. Luego, pasa a la sección donde se le toma una fotografía y debe esperar unos minutos para que se le entregue la nueva licencia.

Turnos

Los conductores que obtienen el carné por primera vez (en esta categoría entran incluso los que vienen con carnés de otras localidades, a los que se los considera nuevos en el sistema) deben pasar, además del examen práctico, por una evaluación teórica de educación vial. Debido a la gran demanda, se entregan turnos y el conductor debe regresar en el día y la hora acordada para rendir la evaluación.

Cabe destacar que entre los requisitos también se solicita un electrocardiograma (sólo para clases C, D y E) y electroencefalograma (sólo para clases D y E).

Comentá la nota