700 personas combatieron al mosquito por toda la ciudad

700 personas combatieron al mosquito por toda la ciudad
Las seis cuadrillas establecidas por el COE Dengue trabajarán hasta el domingo. Se intentará fumigar toda la ciudad en pocos días.
Más de 700 obreros trabajaron intensamente ayer en el marco de operativos de lucha contra el mosquito transmisor del virus del dengue en la ciudad Capital. Acompañados por efectivos de la policía de la provincia y agentes sanitarios, los trabajadores se encargaron de desmalezar, eliminar chatarra y limpiar casa por casa los posibles focos de reproducción del mosquito Aedes aegypti. Los vecinos colaboraron con esta tarea y también buscaron información para despejar dudas acerca de la epidemia.

Con palas y elementos necesarios para desmalezar, cada uno de los seis sectores en los que se dividió la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca, contó ayer con un promedio de 150 trabajadores. A las 8 de la mañana, los obreros se distribuyeron según lo establecido y los vecinos comenzaron a trabajar junto con ellos para erradicar al mosquito enemigo.

"En algunas casas nos convidaron con mate cocido", comentó uno de los trabajadores consultados por EL ANCASTI, al referirse ala buena predisposición e interés del pueblo catamarqueño para evitar la propagación de la enfermedad del dengue. Fueron pocos, según relataron los obreros, quienes les reclamaron que hicieran "todo junto (desmalezamiento, recolección de chatarra y fumigación)" y "hasta nos culpaban como si nosotros fuéramos los responsables", agregaron.

Las tareas previstas continuaron hasta las 12 y luego desde las 14, y se pretende trabajar "durante 7 días corridos para erradicar la mayor cantidad posible de elementos que puedan servir como reservorios de las larvas de este insecto.

El trabajo fue acompañado por la Policía de la provincia, que destinó unos 40 efectivos para informar a los habitantes los trabajos que se realizan y la obligación de abrir sus hogares como consecuencia del estado de Emergencia Sanitaria declarado. En este contexto, se les advirtió a algunos que podían allanar las viviendas, sobre todo ante la presencia de denuncias de otros vecinos de la zona.

Los vecinos resaltaron la importancia de que este operativo se hubiera realizado como prevención cuando se conocía la presencia del mosquito y la posibilidad de ingreso del virus del dengue a la provincia. El cambio de estrategia por parte del Gobierno provincial, según se estableció oficialmente, se debió a la adquisición de nuevo equipamiento (pesado y liviano) para fumigación, mediante el cual se pretende fumigar toda la ciudad en los próximos 10 días.

Los operativos continuarán hoy en todos los barrios y centro de la ciudad, por lo que se solicitó a la población "ayudar abriendo los hogares y controlando que no existan posibles lugares de reproducción del mosquito".

Comentá la nota