El personal del supermercado acordó con los ex propietarios

El personal del supermercado acordó con los ex propietarios
Ayer por la mañana la mayoría de los ex empleados del Súper San Lorenzo, luego de limar asperezas, alcanzó un acuerdo con los anteriores dueños. Por su parte hoy los trabajadores que arreglaron la semana pasada percibirán sus indemnizaciones.
DE LA REDACCION. En la mañana de ayer ex empleados del “Súper San Lorenzo” se reunieron en la sede del Ministerio de Trabajo con el fin de discutir con los representantes legales de la firma las diferencias registradas en las liquidaciones de las indemnizaciones propuestas y para concretar acuerdos con el ex dueño del comercio. En torno a esta cuestión, tres empleados negociaron el pago de sus indemnizaciones.

Gabriel Auil, asesor letrado del Ministerio de Trabajo, informó al respecto: “En el conflicto mantenido entre los supermercadistas y el personal se vienen generando las negociaciones”, comentó.

Es importante recordar que la semana pasada siete de los once trabajadores del comercio, representados por el abogado Hugo Linares, arribaron a un acuerdo, motivo por el cual hoy, en el Ministerio, percibirán el pago de sus indemnizaciones. En este sentido Auil manifestó que la empresa ofrece abonarlas de acuerdo a la ley.

La semana pasada, luego de la protesta efectuada en las puertas del comercio, los empleados recibieron una propuesta de parte del representante legal de la firma, Daniel Assaf, la que fue aceptada por siete trabajadores. Al verificar algunas diferencias entre lo ofrecido por el ex dueño del comercio y lo solicitado por el personal, cuatro decidieron presentar una contrapropuesta que fue analizada por los abogados.

De los cinco empleados que se presentaron ayer, cuatro aceptaron lo ofrecido y una de las empleadas, la de más antigüedad (alrededor de 25 años) no accedió por cuanto no lo considera satisfactorio con relación al tiempo que trabajó en el negocio. En diálogo con LA OPINION, la abogada que la representa manifestó que “se establece una significativa diferencia entre lo que debe abonar la parte empleadora y lo que ha ofrecido a su cliente”.

La voz del Ministerio

De acuerdo con lo expuesto por el abogado del Ministerio, “la empresa ha presentado a todos los trabajadores la liquidación final consistente en indemnizaciones, vacaciones, aguinaldos, todos los rubros que corresponden. Los trabajadores con sus asesores letrados son los que analizaron las diferentes propuestas. El monto de las indemnizaciones varía de acuerdo con la cantidad de años que el empleado se desempeñó en la firma.

“A fin de firmar el acta en donde se plasman las decisiones tomadas por ambas partes, en el transcurso de la mañana se desarrollaron encuentros internos para limar asperezas y hallar puntos en común, para poder arribar a acuerdos. “Se busca llegar a un entendimiento intermedio que favorezca y deje conformes a las dos partes intervinientes”, comentó el abogado del Ministerio.

En cuanto a la predisposición de los ex propietarios, luego de haber transferido el comercio a empresarios que ya tenían personal para llevar a cabo las tareas cotidianas, los ex responsables se hicieron presentes para informar ante el Ministerio que se harían cargo del pago de las indemnizaciones a cada uno de los empleados. A pesar del abono efectuado por los ex dueños, es válido resaltar el estado de angustia que genera el despojar a los trabajadores de sus puestos laborales. “Hay que tomar en consideración que el quedar sin trabajo en esta época generó en el personal una desesperación e incertidumbre que fue canalizada en los reclamos que hicieron ante la Justicia. Pero en principio los ex dueños están abonando las indemnizaciones”, agregó Auil.

Incremento de las consultas

Teniendo en cuenta el contexto económico actual, el asesor letrado del Ministerio reveló que en los últimos meses se han registrado incrementos en la cantidad de despidos que se efectuaron como consecuencia de las crisis que se instalaron en 2008. “El tema coyuntural posibilitó que las empresas concretaran reducción de personal. Esto se lo atribuyó a la falta de confianza y la incertidumbre que genera la situación económica que se da en el presente. Las reducciones de costos que deciden hacer las empresas impactan en los empleados. Se han elevado considerablemente las mediaciones que debe hacer el Ministerio entre patrones y trabajadores”, declaró el abogado.

Comentá la nota