Personal de la Subsecretaría de Prevención de Adicciones realizó controles en Saladillo

El secretario de Gobierno, Vladimir Wuiovich, se refirió a los resultados del mismo, llevado adelante durante el fin de semana por integrantes de esa dependencia provincial junto al Grupo de Apoyo Departamental, la policía local, inspectores de Tránsito y de Bromatología. Se realizaron controles en comercios, locales nocturnos y en la vía pública.

Wuiovich expresó que en los comercios se verificó que aquellos que venden bebidas alcohólicas cuenten con la licencia que los habilita, y de los 80 que recorrieron 14 poseían irregularidades, por lo que se les otorgó un plazo para que regularicen la situación. Además manifestó que según aseguraron desde la Subsecretaría de Prevención de Adicciones, comparándolo con otras ciudades, Saladillo posee un porcentaje muy bajo de comercios que no tienen licencia.

Asimismo indicó que conjuntamente con el GAD, inspectores de Tránsito y de Bromatología y la policía local realizaron en diferentes horas de la madrugada 60 controles de alcoholemia en la vía pública, y de éstos 7 dieron positivos. Entre éstos, 2 eran conductores de motos y 5 de autos, a quienes se les secuestró el vehículo, tal como lo establece la ley.

Wuiovich indicó que también recorrieron locales nocturnos para comprobar si contaban con la documentación necesaria y que no haya menores en el lugar, siendo esto algo que no ocurrió. Según manifestó, se habló con representantes de la subsecretaría para que se vuelvan a realizar estos controles, y además próximamente enviarían alcoholímetros para que los inspectores de Tránsito y la policía local puedan hacer los controles.

Asimismo indicó que el lunes personal de tránsito había realizado controles en la zona del Hogar de Ancianos, y que ayer estuvo nuevamente en nuestra ciudad personal del GAD realizando controles.

A su vez sostuvo que se está evaluando la posibilidad de cortar algunas calles de la zona céntrica durante algunas horas del sábado y domingo, para que no se genere congestionamiento en el tránsito y la gente que acude a la plaza no tenga que preocuparse por la cantidad de vehículos, los ruidos molestos y las altas velocidades a la que circulan.

Comentá la nota