Personal de la salud continúa con medidas de acción directa

El personal del área de salud que presta servicios en los dos nosocomios de esta capital, continúa cumpliendo medidas de fuerza consistentes en paros de una hora por turno y estado de asamblea permanente con el aditamento de suspensión de las guardias, en el marco de un conflicto originado en la decisión oficial de recortar las horas de recargo y falta de pago por guardias trabajadas.
Así lo hicieron saber dirigentes de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), gremio liderado por Roberto Gaúna, añadiéndose que ayer se produjo un corte de calles en inmediaciones del Hospital de la Madre y el Niño, oportunidad en la que personal de ese importante centro de salud y dirigentes de ATE repartieron volantes donde se explicaban los motivos que impulsaron a la actual situación. El conflicto, que se expresa con el estado de "asamblea permanente", paros parciales de una hora por turno y con la decisión de los trabajadores de no hacer mas guardias en quite de colaboración hasta tanto no se tenga la garantía ministerial del pago en tiempo y forma de las horas trabajadas, adelantándose que este panorama continuará hasta que se devuelva al personal la totalidad de las horas trabajadas, con el pago total de ellas, según se afirmó en fuentes oficiales del gremio.

Delegados de ATE y trabajadores de Enfermería del Hospital de la Madre y el Niño se esforzaron en ofrecer disculpas por las molestias que son ocasionadas a la gente a raíz de las medidas, solicitando acompañamiento en esta lucha a la que calificaron como "de todos y para todos", puesto que consideran que con ella se busca restablecer la calidad de atención en la salud pública.

Por otra parte, y en alusión a declaraciones del titular de Salud Pública de la Nación Mansur, según las cuales en nuestra Provincia la situación en el sector es sobresaliente, fuentes de ATE y de los trabajadores sanitarios consideraron que si el sistema está funcionando como funciona, es gracias al denodado esfuerzo y sacrificio al que es expuesto el personal que diariamente cumple su labor silenciosa en los distintos centros de toda la provincia donde pone toda su vocación de servir al prójimo y toda su calidad humana al servicio de la comunidad.

"Sin embargo, a la hora de retribuir tales esfuerzos las autoridades del sector no tienen mejor idea que recortar drásticamente el pago de las horas de guardia y de recargo, continuando con el viejo método de utilizar el salario de los trabajadores como variable de ajuste en el presupuesto del Ministerio del ramo", señalaron.

Comentá la nota