Personal de la Alcaidía 49 reclamó por mejoras salariales y pago de horas extras

Contaron con el apoyo de sus familiares que permanecieron en el exterior de la dependencia, mientras los efectivos estaban reunidos con el director Miguel Angel Rebollo, quien calificó la situación del penal como "normal".
Personal de la Alcaidía 49 decidió llevar adelante un reclamo de mejoras salariales, lo cual fue planteado en una reunión llevada a cabo con el titular de la dependencia perteneciente al Servicio Penitenciario Bonaerense, Miguel Angel Rebollo, contando con el apoyo de sus familiares, quienes se convocaron en la mañana de ayer en proximidades de la dependencia penal apoyando dicha petición, en lo que se constituyó un hecho inédito en el Servicio Penitenciario.

Por su parte, el inspector Miguel Angel Rebollo, director de la Alcaidía 49, en declaraciones a TeleJunín y diario DEMOCRACIA, confirmó el reclamo de pago de horas que no fueron abonadas, correspondiente a lo que definió como "del último período".

Rebollo contó que mantuvo una reunión con el personal y calificó como "justo el reclamo" que fue transmitido a "la superioridad", pero dijo que "no tiene una solución inmediata porque esto corresponde a partidas que son asignadas al Ministerio de Justicia. Nosotros comenzamos a funcionar en marzo de este año y ya las partidas estaban asignadas".

Sostuvo el funcionario penitenciario que "acabo de reunirme con la totalidad de los agentes" y negó que se tomen represalias contra el personal.

Rebollo dijo que "tomé conocimiento de esta situación ayer (por el martes) y me puso en contacto con la dirección de Administración de la Jefatura y allí me comunicó que hubo un error técnico administrativo por el cual no se abonaron las horas al personal".

La dotación total de la Alcaidía es 325 agentes, entre oficiales, suboficiales y tropa. Expresó que "el reclamo es de quienes hacen las horas extras".

Sostuvo que "todas las actividades se están desarrollando normalmente en la Alcaidía". "Por estas horas la situación es completamente normal", reiteró.

Preocupación y apoyo de los familiares

Representando a familiares de personal que desarrolla tareas en la Alcaidía 49, la madre de un empleado que cumple funciones en la dependencia contó que "estamos en apoyo de ellos porque les están dando 1.400-1.600 pesos de sueldo por mes y no se les paga las horas extras a la vez que se le adeuda salario familiar".

"Ellos están autoacuar-telados. Nos juntamos esposas y familiares haciéndoles el "aguante" -contó la mujer, quien no se identificó por razones particulares- Por lo que sé los presos están encerrados y ellos también porque desean llamar la atención. Les dan horas extras pero luego se las quitan. Este mes cobraron cerca de 1.400-1.600 pesos y una familia no puede vivir con ese salario".

"Desde hace un año estamos en la misma situación. Siempre van prometiendo, pero se vive una situación que no se aguanta más. Ellos fueron obligados a hacer horas extras pero luego no se las pagan", siguió contando.

Agregó que "hasta a los oficiales les está sucediendo lo mismo. Estaremos hasta que llegue una solución".

Consultada sobre si temen sanciones, la mujer dijo que "han recibido amenazas de que van a ser suspendidos, pero ésta es la única manera de llamar la atención porque nadie tiene solución para ellos" a la vez que señaló que el director de la dependencia está en conocimiento del problema pero hasta ahora no hubo solución, indicó la mujer en sus declaraciones radiales.

"Han hecho escritos, han preguntado, pero no hubo nada concreto", sostuvo la mujer agregando que "según se dice la Provincia manda el dinero pero no llega a los guardiacárceles".

Otra mujer, también familiar de un personal de la unidad, enfatizó que "deseamos que se hagan las cosas como debe ser", indicando que hasta las 10 de la mañana no los dejaron entrar y también reconoció amenazas hacia el personal.

"Deseamos una solución a todo esto y que les aseguren que van a cobrar como deben hacer y se les pague lo que corresponde", dijo la mujer, quien también manifestó que están conscientes de las represalias que pueden corresponder a los efectivos por esta determinación pero reiteró que "nosotros vamos a seguir acá hasta que nos den una solución".

Testimonio de

un efectivo

Un efectivo de la Alcaidía 49, quien no se identificó por obvias razones, dijo en declaraciones radiales que "el personal está trabajando normalmente con excepción de que hay algunas actividades que no se van a hacer. Se le dio desayuno a los internos, pero están acuartelados por reclamo salarial y pago de horas extras, ya que hace un año que están diciendo que van a reclamar".

"No quedó otro camino porque de qué manera puede vivir una familia con ese salario", se preguntó y agregó que "todos estamos en la misma situación", a la vez que reconoció amenazas con sanciones y ponerlos en disponibilidad.

"Nosotros trabajamos para la Justicia y tenemos derecho como cualquier persona para poder vivir", agregó el efectivo, quien sostuvo que el tema fue planteado al director de la dependencia pero no se recibió ninguna respuesta concreta de soluciones, solamente "amenazas de que si no se levanta la medida habrá sanciones. Espero que esto no dure mucho tiempo porque a nadie le gusta esto", enfatizó.

Indicó que hay diferencia con sus compañeros de las unidades 13 y 16, quienes cobran un plus por la tarea que desarrollan. "No lo hacemos porque somos complicados. Nosotros queremos nuestro trabajo, pero la verdad es que no se puede vivir con 1.600 pesos", reiteró.

Señaló que estos problemas comenzaron a plantearse en los meses de mayo y junio hasta desembocar en la situación de este miércoles. Garantizó que se le dará la comida a los internos "porque no tienen nada que ver. El tema nuestro es el reclamo salarial, nada más", expresó.

Comentá la nota