En persona, Cristina arma "superministerio" agrario

• Designarán a Domínguez, secundado por Alarcón. Cheppi se despide presentando su libro
Cristina de Kirchner anunciará en las próximas horas la demorada creación de un Ministerio de Agricultura. Al frente de la cartera quedará Julián Domínguez y, a su lado, se moverá María del Cármen Alarcón, actual secretaria de Integración Nacional.

Si el diseño final de la estructura, a la que la presidente se dedicó, en persona, junto al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, entre el lunes y ayer, se completa a tiempo, Domínguez -quizá, también, Alarcón- juraría mañana o el viernes.

La evolución de secretaría a ministerio, que este diario anticipó en su edición del 16 de setiembre, sumó en las últimas horas otro dato poderoso: Alarcón, hasta ahora integrada a staff de Aníbal F., también formará parte de la cartera.

De todos modos, anoche en Casa Rosada insistían con las vaguedades y evitaban una confirmación oficial. Uno de los nudos a desatar es primordial y refiere a incidencia que tendrá la nueva cartera sobre la ONCAA, oficina que dispone de 2.000 millones de pesos para subsidios.

El otro ítem refiere al despliegue territorial. La pretensión de la Presidente es que la estructura, que obligará a una modificación de la Ley de Ministerios -aunque anoche se hablaba de un DNU- tenga una estructura acotada pero con áreas segmentadas y específicas.

En las últimas horas, Cristina de Kirchner se vio con Domínguez, Alarcón y Carla Campos Bilbao, actual subsecretaria de Producción Agropecuaria y Forestal: en la práctica, la vice de Carlos Cheppi, que la semana pasada, se despidió de los empleados oficina por oficina.

Invitaciones

Detalle: este viernes, Cheppi prolongará la presentación de un libro que relata, críticamente, la historia del diario Clarín. Anticipatorio, resignado a la retirada, en las invitaciones que se cursaron, no se lo menciona con ningún rango; figura como ingeniero a secas.

Campos Bilbao, esposa del intendente de Moreno Andrés Arregui, es en términos políticos considerada una «dura» a la que emparentan, por los criterios pero no por las formas, con Guillermo Moreno. Funcionaba, ante un Cheppi desdibujado, como la virtual jefa del área.

La «vice» de Cheppi formará parte del nuevo esquema. Lo mismo, según trascendió, ocurrirá con el subsecretario de Pesca y Avicultura, el chubutense Norberto Yauhar.

En tanto, Alarcón llegará con el equipo que la escolta en Jefatura, entre ellos Mariano Pinedo. El rol, dentro del ministerio, será el mismo: oficiar de enlace con los chacareros, tanto los que forman parte de las entidades clásicas como los autoconvocados.

Domínguez, en tanto, llega con su propio elenco. Casi un asunto de género: además de Alarcón y Campos Bilbao, un casillero sería para una intendente del interior bonaerense. Para la Presidente, parece, las damas pueden ser eficientes para atender el tema más incendiario de su gestión: el campo.

Comentá la nota