Persisten las trabas para las exportaciones pesqueras

La industria pesquera marplatense continúa sufriendo serias dificultades para despachar su mercadería al exterior debido a que persisten las medidas de fuerza del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos, que impiden realizar el despacho de contenedores desde el puerto de Buenos Aires, mientras pesa la amenaza de que lo mismo ocurriría en días más en el de Mar del Plata.
Según se supo, las empresas siguen teniendo obstáculos para realizar sus exportaciones desde las terminales portuarias de Capital Federal debido a que el SOMU se niega a prestarles servicios de remolque a las navieras que transporten contenedores con productos pesqueros marplatenses.

Con esto quedaría en evidencia que el gremio no aceptó aún la condición de permitir los envíos de mercadería al exterior hasta tanto se resuelva la discusión de fondo planteada por el SOMU, que busca revisar las condiciones del convenio colectivo de trabajo que rige para la tripulación de la flota de buques pesqueros congeladores. Según había informado LA CAPITAL días atrás, la decisión inicial del sindicato de paralizar por completo las exportaciones de la pesca local había sido dejada de lado gracias a las negociaciones iniciadas con las empresas del sector, en las que intervinieron el Ministerio de Trabajo de la Nación, la Subsecretaría de Pesca de la Nación y la Secretaría de la Producción de la comuna local.

En el marco de esas conversaciones se había acordado que habría un ?compás de espera? y que el sector empresarial discutiría con el gremio algunos aspectos del convenio con la condición de que se asegurara la carga y el envío de productos pesqueros hacia el exterior. No obstante hasta ayer las compañías no habían podido realizar las tareas de carga en Buenos Aires, por lo que se temía que lo mismo sucediera la semana que viene en Mar del Plata, para cuando se espera el ingreso de dos navieras. Incluso existe inquietud ante la posibilidad de que algunos contenedores que ya fueron despachados y se encuentra en Brasil puedan ser devueltos a Argentina.

Comentá la nota