Perotti volvió a criticar la reforma tributaria de Binner

En un plenario de intendentes y presidentes comunales, el rafaelino reiteró su postura antes la modificación impositiva que impulsa el Gobierno provincial, para atender una necesidad mayor de recursos, Omar Perotti habló de una modificación fuera de tiempo y que responde a un déficit de la administración vigente en Santa Fe.

En una reunión que había sido solicitada por el Plenario de Intendentes y Presidentes de Comuna, el 24 de noviembre pasado, en la jornada de ayer se concretó una reunión en el salón Blanco de la Casa de Gobierno provincial, donde el Gobernador Binner, junto al ministro de Economía, Ángel Sciara, el secretario de Hacienda, Carlos Fernández; el ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Antonio Bonfatti, y el subsecretario de Coordinación y Gestión Territorial, Jorge Alvarez.

Con la representación de mandatarios que conforman las comisiones Paritaria y de Coordinación Fiscal provinciales, se expusieron las dificultades financieras que atraviesan las comunas, así como las inquietudes por el tratamiento en la Legislatura, donde se organizaría un encuentro con diputados y senadores el jueves, hecho que no quedó ni acordado ni definido, antes del tratamiento extraordinario, donde pedirían un acuerdo para aumentar los recursos, pero que no necesariamente a través del proyecto presentado por el Ejecutivo, ya que se considera imperioso hacer frente a los números administrativos de cada localidad.

Mientras Binner hablaba de apuntar a la "equidad social", Bonfatti precisó que la propuesta de armonización tributaria prevé la recaudación de 332 millones de pesos adicionales destinados a los gobiernos locales, que se traducirían en un incremento de entre 37 y 49 por ciento de los recursos para 2010 si prospera la iniciativa en el Legislativo.

El Ministro de Economía planteó que "el problema estructural de gastos y recursos de la Provincia, situación que antes de 2008 ya planteaba un déficit anunciado e inevitable". En relación a los gastos, Sciara aclaró que el 60% corresponde a salarios y más del 15% a la transferencia de coparticipación a municipios y comunas. "Si a esto le agregamos los gastos en salud, educación y seguridad, lo único que nos queda es echar mano a la obra pública, que de todos modos no hemos parado", argumentó.

Omar Perotti, fue uno de los tantos intendentes presentes en el encuentro. El rafaelino expresó claramente una postura diversa, en la que se enfatiza lo "extemporáneo" de un impuestazo. La postura de Perotti se fundamenta en lo que ya viene expresando en las últimas semanas, sobre el aumento de aportes en temas de seguridad y asistencia social, que son espacios liberados de las responsabilidades propias de la Provincia, donde el déficit de la administración debe hallar una cobertura y la manera que encuentra el Gobierno de Binner es comenzar a aumentar los impuestos en diferentes aspectos.

El intendente cuestionó que se grave a la industria con Ingresos Brutos, en tanto solicitó una modificación a la Ley de Coparticipación, cuestionando la manera en que la Provincia reparte recursos a municipios y comunas.

Comentá la nota