Perotti pretende que en cuatro meses vuelva a aumentar la tasa

El intendente local ordenó a sus funcionarios de la Secretaría de Hacienda que elaboren un proyecto que modifique la ordenanza tributaria aprobada en los primeros días de diciembre. La intención del Departamento Ejecutivo es que la normativa se vuelva a debatir en el seno del Concejo a mediados de febrero, una vez finalice el receso, de manera que el cuerpo legislativo avale la suba.
Cuando en los primeros días de diciembre de 2009 se trató en la sesión de Concejo la ordenanza tributaria para el año en curso, el edil oficialista Luis Castellano expresaba "votamos la propuesta de Fardin porque es la menos mala" haciendo referencia al aumento promedio que el concejal radical proponía para la tasa contra uno mucho menor de parte de la bancada del Frente Progresista Cívico y Social.

Ese mismo día, el mismo Castellano solicitaba que sólo se impriman las boletas correspondientes al primer semestre del año de manera de tener la posibilidad de manejar valores más altos en los últimos seis meses del año 2010.

Quedó claro que los porcentajes aprobados en aquella sesión no conformaron a los ediles justicialistas ni al propio intendente que apenas finalizada la votación ordenó a los funcionarios de la Secretaría de Hacienda que preparen un nuevo proyecto que modifique el que entró en vigencia hace pocos días. Habitualmente, los rafaelinos en esta época del año, reciben en sus hogares las doce boletas que religiosamente pagaran durante el año.

En esta ocasión eso no se dio. Solo llegaron las correspondientes a los meses de enero, febrero, marzo y abril.

Fuentes inobjetables del Palacio Municipal manifestaron a este diario que "por pedido expreso del intendente Perotti, los funcionarios de la Secretaría de Hacienda ya están trabajando en un proyecto que permitiría el incremento de la tasa municipal para que sea tratado por el Concejo, una vez que sus integrantes retomen las tareas legislativas.

La pretensión del oficialismo sería lograr que en el segundo semestre del año la tasa se eleve, al menos a los niveles que el DEM propuso en el proyecto entregado al Concejo en septiembre pasado.

La propuesta original

El proyecto de ordenanza tributaria entregado al Concejo Municipal por el Departamento Ejecutivo preveía un incremento de tasa municipal que consistía en la aplicación de sumas fijas que van desde un mínimo de 6 pesos hasta un máximo de 14 pesos, aplicables independientemente de los tamaños de las propiedades y según las categorías del catastro. En tanto, el presupuesto general de gastos y recursos había sido calculado en el orden de los 147 millones de pesos: 146.327.871 pesos para los egresos, y 147.184.283 para los recursos.

Ante los concejales, Edelmiro Fassi había calificado al presupuesto como "prudente y equilibrado. Tiene un superávit que ronda los 800 mil pesos para todos los entes. Se trató de manejar de acuerdo a las proyecciones de parámetros previstas para este año, porque tenemos que ser muy cautos en el manejo de los fondos. Se prevé la realización de obras únicamente en los casos en que puedan estar financiados con el aporte de préstamos, subsidios, u otras ayudas del Estado provincial o nacional".

En cuanto al incremento de tasa, Fassi explicó que "este año adoptamos una mecánica distinta para la tasa municipal. Será un aumento fijo escalonado en tres variantes según las categorías. Las superiores pagarían 14 pesos más, las intermedias 11 pesos más y las inferiores, 6 pesos más. Son sumas fijas que no van a repercutir en los fondos específicos y ese monto adicional se aplicará cualquiera sea el tamaño del lote y la propiedad. El tipo de servicios que recibe cada propiedad es similar y con los aumentos porcentuales se aumentaba cada vez más las brechas entre las distintas categorías. Además, algunos jubilados y personas mayores que viven en casas grandes, algo típico en Rafaela, terminaban siendo afectados por aumentos muy importantes".

En síntesis, el aumento sería así: las propiedades incluidas en las categorías primera especial, primera, segunda y residencial se pagará un monto fijo extra de 14 pesos; las categorías tercera, cuarta y quinta pagarán 11 pesos y el resto, 6 pesos. En todos los casos el monto será igual cualquiera sea la superficie del terreno o los metros cubiertos.

En cuanto a inversiones en trabajos públicos, la mayor cantidad prevista es para las obras viales, donde se prevén obras por 17.530.000 pesos, de los cuales 6.300.000 pesos corresponden a pavimento y algo más de 5 millones de pesos a sueldos correspondientes al personal que trabajará en esas obras. La principal obra, tal cual fue adelantado por este diario, será la pavimentación y desagües de calle Estanislao del Campo, para lo cual se tomará un crédito del Banco Mundial.

En desagües se prevé una inversión de 6.111.900 pesos mientras que 4.995.810 pesos se destinarán a iluminación. En mantenimiento de obras municipales se prevé gastar 9.093.630 pesos.

También fueron incluidos en el presupuesto casi 10 millones de pesos correspondientes a las obligaciones pendientes por la obra de cloacas. Además, otros 10 millones de pesos serán destinados al Instituto Municipal de la Vivienda, para la construcción de 151 unidades habitacionales correspondientes a la segunda etapa del Plan Cáritas, que cuenta con financiamiento nacional.

Para el Concejo se destinarán fondos por 2.612.114 pesos.

Comentá la nota