Perotti pide "continuidad y celeridad" para vivienda

Apuntando a la intermediación que la Provincia debe hacer con la Nación, enunció en un diálogo con LA OPINION que actualmente las 600 viviendas licitadas deberían estar concluidas, mientras que se debería pensar en un plan siguiente que agilice la demanda de 3.300 familias locales. El Intendente también pidió mayor intervención con oferta de viviendas terminadas al sector privado.
Rafaela es una ciudad que en dos décadas se expandió notoriamente, no sólo a nivel económico e industrial, sino que ese crecimiento trajo aparejado un atractivo social que hoy se siente más claramente con la alta demanda de viviendas, ya sea para compra o alquiler en el mayor de los casos.

Es con los planes de acceso a una vivienda que muchos trabajadores a lo largo de los años pudieron cumplir el sueño del techo propio con financiaciones adecuadas a sus posibilidades, fundamentando un mayor sentimiento de pertenencia para familias enteras.

Es la vivienda uno de los aspectos que más preocupa al intendente Omar Perotti a la hora de repasar un nuevo año transcurrido, promediando su tercera gestión.

"Más de 3.300 familias inscriptas es el dato claro de lo mucho que nos falta", asume el responsable del Ejecutivo que someramente enumera que durante 2009 "se entregaron 150 viviendas de uno de los planes provinciales que faltaban, se diligenciaron varias instancias de créditos hipotecarios, en una modalidad exitosa, interesante, pero que deseamos que sea más amplia".

En un diálogo con LA OPINION, apuntó a una de las verdaderas inflecciones que tiene este problema para acceder a una solución más ágil.

"Estamos a la espera todavía de lo que debería estar finalizado, que son las 600 viviendas. Esperemos que este año la Provincia destrabe definitivamente este tema, para poder contar con la construcción de las mismas". Personalmente considera que "es una de las situaciones más difíciles de resolver con fondos o acciones propios. Tenemos acciones propias, con gran esfuerzo del Instituto, con el área nuestra de vivienda, pero numéricamente es como si no impactara. Para el Instituto Municipal de la Vivienda estar trabajando con 50 ó 60 viviendas es muchísimo, es un esfuerzo enorme, pero si las comparamos con las más de tres mil familias, uno siente que todavía está muy lejos".

Es entonces que el enfoque recae en la administración provincial como intermediador con la Nación.

"Si no tenemos más continuidad y celeridad en los proyectos, entendiéndose que Rafaela requiere una ayuda especial, más que otras ciudades, por la magnitud de la demanda, necesitamos para esto un fuerte esquema de ayuda provincial, para poder acceder a los fondos nacionales de vivienda, para poder entrar en un cronograma estable de planes".

Como en otras obras para la ciudad, la administración Binner tiene demorado el inicio de la construcción del Plan Federal de 600 viviendas que se ubicará en la continuación de la avenida Italia. "Se licitaron hace dos años, el plan era de 12 a 18 meses, o sea que deberíamos tenerlas listas hoy y detrás de esas empezar otro plan y así sucesivamente. Cada una de estas situaciones retrasa el ingreso de familias a las viviendas", reclama el mandatario rafaelino.

Además del esquema estatal, Perotti da lugar a un pedido de respuesta privada ante semejante necesidad social. "El sector privado debe crecer en la oferta, no sólo ser un desarrollador de loteos, sino que también debe hacer viviendas, para tratar de cubrir un sector con otra demanda, otro nivel de ingresos", agregando que "hoy el sector privado está ausente, sólo presente hasta la venta del lote, no hay junto con el lote la venta de una vivienda, más allá de algunos esfuerzos interesantes que han aparecido con departamentos, pero tiene que haber más de esto, porque la demanda en la ciudad la tenemos en los sectores más bajos y hasta los más altos. Esto si se dinamiza, realmente vamos a lograr un impacto importante".

En 2009 la ciudad vio terminarse la refuncionalización de la Ruta 34 que le da otro plano de expansión y dimensión, con la oportunidad de movilizar los espacios habitacionales hacia otros sectores, a través de accesos más adecuados. A esto se suman las obras para el sector educativo, con cuatro establecimientos en desarrollo, incluido el edificio del Instituto del Profesorado Joaquín V. González, con 30 millones de pesos en total por los trabajos.

En este caso, la combinación de tareas desde la Nación y la Provincia, en este segmento hace que la reflexión del Intendente sea optimista, "estamos incorporando infraestructura básica en algo que debe ir cubriéndose con vivienda en estos sectores". Restando dos años al frente de la conducción de Rafaela, Perotti no ahorra en deseos, "el anhelo es que quienes tienen hoy el manejo de los fondos para viviendas, pongan la debida atención en la ciudad como para desarrollar un proceso progresivo de planes de vivienda", así Rafaela puede seguir mirando hacia adelante con la solidez de los orígenes, pero con la confianza del presente que se supo consolidar en la idiosincrasia local.

Comentá la nota