Peronistas y radicales corren por izquierda a Sapag.

Hicieron conocer un documento en el que exhortan al gobernador a hacer cumplir las inversiones comprometidas o que rescinda contratos con las petroleras. Aseguran que los precios de hidrocarburos han mejorado, y sugieren que el gobernador defiende intereses de las empresas. Fue el mismo día que Sapag reclamó aumentar el precio del gas a boca de pozo.
Los diputados del bloque de la Concertación –radicales y peronistas K en la Legislatura neuquina- decidieron correr al gobierno "por izquierda" con el tema petrolero, y salieron sorpresivamente a exigirle al gobierno provincial que haga cumplir las inversiones o que "rescinda" los contratos que acaban de firmarse.

Llamativamente, el documento se difundió el mismo día en que Jorge Sapag comenzó sus gestiones ante el gobierno nacional para reclamar un aumento del precio del gas en boca de pozo, y llevarlo a un nivel más alto teniendo en cuenta que a Neuquén se le paga menos de un dólar el millón de BTU, mientras a Bolivia se le pagan cinco dólares.

Para acompañar la posición –llamativa por lo contundente- el bloque opositor presentó un pedido de informes al subsecretario de Recursos Naturales, Guillermo Cocco, acerca del "grado de cumplimiento de las empresas petroleras, hasta el momento, en cuanto a inversiones comprometidas".

En la nota al gobernador, la Concertación le solicitó que "ordene sus funcionarios de la autoridad de aplicación, para que exijan a las petroleras cumplir con todas las obligaciones de inversiones en forma inmediata y sin miramientos, haciendo valer los derechos que tiene la provincia".

Los legisladores acuden a cuentas propias para señalar sin dudar un momento que el precio que se paga por el gas "aumentó hasta un 30 por ciento en el último año" y que el precio interno del petróleo "permanece a 47 dólares", con un aumento en "los combustibles en el surtidor y un incremento del precio del dólar del 13 % en los últimos 6 meses que mejora aún más la rentabilidad de las empresas petroleras".

También destacaron que "el Gobierno Nacional puso en práctica varias medidas que alientan y retribuyen la mayor producción, desarrollo de los yacimientos y de la exploración", en referencia concreta a los planes Gas Plus y Petróleo Plus.

Desde una posición extrañamente combativa (el gobierno nacional no la tiene), instaron a Sapag a "no transformarse en herramienta de los intereses de las empresas petroleras" ya que por el contrario "debe defender los derechos de los neuquinos, haciéndoles cumplir sus obligaciones de inversión y dejar de tomar a miles de trabajadores como rehenes".

Comentá la nota