Peronistas locales se encuentran con Kirchner.

En el día del cierre de alianzas, hablarán del PJ en la ciudad y de las candidaturas.
El presidente del PJ a nivel nacional y exprimer mandatario de nuestro país hará hoy una de sus actividades predilectas en los últimos tiempos: recibir peronistas de todo el país en la quinta de Olivos, en donde ya tiene domicilio legal, para hablar de política.

Esta vez, le toca a algunos juninenses. Héctor Azil, presidente del partido; Carlos Pesce, secretario general de la CGT; Oscar Romero, máximo referente de SMATA; y los concejales Ismael De Luca y Gustavo Traverso, concejales del flamante bloque PJ - Polo Social, entre otros, estarán en la ajustada agenda del ex Presidente.

Allí también estará Flo-rencio Randazzo, ministro del Interior y políticamente inscripto en la cuarta sección, y Patricio Griffin, juninense y director del Instituto Nacional de Aso-ciativismo y Economía Social (INAES), quien organizó la comitiva local. Trascendió que también se hará presente la dirigente pero-nista Mirtha Cure, que irá como invitada de Sergio Massa, con quien trabaja en la Jefatura de Gabinete.

La situación del PJ en la ciudad será uno de los ejes del encuentro, pero no faltarán referencias al eje sobre el que gira todo en este momento en el mundo político: las elecciones y las candidaturas.

La fecha no es antojadiza. Es que la carrera hacia las legislativas de junio tendrá hoy su primer hito con el fin del plazo para la inscripción de alianzas ante la Justicia.

El panorama

El tablero electoral en todo el país quedará dominado por tres frentes, dos de ellos justicialistas y otro panradical.

El trámite se desarrollará sin demasiadas sorpresas puesto que la mayor parte de las coaliciones ya se encuentra definida y los partidos están ahora abocados a una discusión más espinosa por la confección de las listas de candidatos, que deberán oficializarse el próximo 9 de mayo.

Sin embargo, la importancia de la presentación de hoy radica en que dará lugar al inicio formal de la campaña electoral, y se conocerán los nombres de todos los frentes que se inscriban para competir en las urnas.

El kirchnerismo tendría su tradicional sello del Frente Para la Victoria con el PJ como principal fuerza, aunque la conducción del partido analiza por estas horas "sumar un aditamento" a ese nombre para que en las boletas haya una expresión justicialista.

En tanto, la alianza del justicialismo disidente que integran Mauricio Macri, Francisco de Narváez y Felipe Solá utilizará el viejo nombre de Unión-PRO, con el que se postularon en las elecciones de 2007 en Buenos Aires, aunque ahora el jefe porteño busca alianzas en otros distritos del país con sectores del peronismo no kirchnerista para fortalecer su base de apoyo a nivel nacional.

En la vereda no peronista, en tanto, el espacio de la UCR, la Coalición Cívica de Elisa Carrió y el Partido Socialista no llevaría finalmente un nombre único de fantasía sino que pasaría a llamarse Frente CC-UCR o Frente UCR-CC, con el agregado del PS en aquellos lugares donde se integre. Además, se respetará la denominación de aquellos frentes ya consolidados con otras siglas en varios distritos del país, como el Frente Progresista de Santa Fe, el Frente Cívico y Social de Catamarca y el Frente de Todos de Chaco. Esta coalición electoral compartirá espacios en algunas provincias con el Consenso Federal (ConFe) del vicepresidente Julio Cobos, como en Buenos Aires, Santa Fe y Mendoza, aunque en otros estarán enfrentados, es el caso de Córdoba y Corrientes.

Comentá la nota