Peronistas amenazan con una lista cobista paralela

Peronistas amenazan con una lista cobista paralela
Los justicialistas que apoyan al vice no ven con buenos ojos el acuerdo entre ConFe y la UCR. Piden lugares seguros en las listas y podrían aliarse con otras fuerzas.
No todos están convencidos y contentos dentro del cobismo por la alianza entre ConFe y la UCR. En el grupo peronista que sigue a Julio Cobos en Mendoza miran de reojo el acuerdo y temen quedar fuera del juego. Por eso exigen que se "reserven" algunos espacios en las listas de candidatos para octubre.

El pedido de los justicialistas concertadores es que esos lugares no estén en discusión en la interna radical. En esa línea, ya hay quienes aseguran que si no se cumplen sus pedidos presentarán una lista aparte en las legislativas. Es decir, dejan abierta la posibilidad de que en las próximas elecciones haya en Mendoza al menos dos listas cobistas.

El espacio más conflictivo del reclamo es el de diputado nacional.Allí, los peronistas reclaman un lugar entre los cargos que entrarían seguro, es decir que el primero o segundo candidato a diputado provenga de ese sector. El nombre cantado para esa postulación es Enrique Thomas, a quien se le vence el mandato en el Congreso. Además, dicen que darán pelea por otros cargos provinciales.

Desde ConFe aseguran que en el acuerdo con la UCR ellos siempre han tenido en cuenta a ese sector del justicialismo y que son parte de la estrategia electoral. Pero aún está pendiente la resolución del tema que, aseguran desde todos lados, no será sencillo.Sin embargo, el presidente del cobismo provincial, Juan Carlos Jaliff, es optimista. "Vamos a seguir juntos como hemos venido transitando este camino", aseguró el ex vicegobernador.

Un grupo de dirigentes del justicialismo participó de la hoy extinta Concertación y acompañó a los radicales K en Mendoza, con Cobos a la cabeza. Luego de que éste rompiera con los Kirchner, los concertadores se mantuvieron con el mendocino y ahora algunos amenazan con construir una "fuerza cobista paralela".

Los principales dirigentes del sector se niegan a hablar sobre el tema hasta reunirse con quien reconocen el jefe del espacio para que les aclare la situación. "No tenemos ninguna comunicación oficial de nada. Vamos a esperar a reunirnos con Cobos para ver cómo está todo", aseguró un legislador.

El temor de los aliados peronistas es que una vez resuelta la interna radical, ellos queden afuera sin poder de negociación por los cargos. De la misma manera creen que una vez en marcha esa alianza, es probable que ConFe desaparezca y así la UCR absorba al cobismo.

"Si no nos dan el espacio que corresponde, entonces habrá dos listas en octubre que apoyen al Vicepresidente. Hay gente del peronismo, independientes y de otros partidos que lo respaldan pero no van a participar de la interna radical", aseguró un allegado a este sector. Según especulan, allí el primer beneficiado sería el oficialismo.

El grupo de Thomas cuenta además con el apoyo del bonaerense Felipe Solá, que vino a Mendoza en diciembre para inaugurar la sede de Unión Popular, tal el nombre que adoptaron.

El lunes Jaliff pondrá a consideración de los dirigentes de ConFe la alianza armada con la UCR. Luego vendrá la negociación con los peronistas. "Cada vez que nos hemos reunido por este acuerdo hemos dejado claro que con nosotros están los aliados peronistas.Siempre han sido tomados en cuenta y yo estoy en permanente contacto con ellos", insistió Jaliff.

Según dicen desde ConFe, hay dos formas de incluirlos en las listas.Una es participando de la interna abierta como un tercer partido y la otra es que, luego de esa instancia, los justicialistas se sumen como candidatos, aunque con algún acuerdo previo.

Comentá la nota