Una peronista mendocina será viceministra de Educación de la Nación.

Se trata de María Inés Abrile de Vollmer, ex legisladora provincial y ex ministra de Educación local, en el gobierno de José Octavio Bordón. La viceministra, que asume este jueves, sonó como posible sucesora de Iris Lima en la DGE, pero Jaque se inclinó para el cargo por el contador Carlos López Puelles. Otra mendocina, Zidanelia Alvarez, se hará cargo de la jefatura de gabinete.
Mientras en Mendoza se debate fuerte sobre las facultades del funcionario electo para conducir la Dirección General de Escuelas, una justicialista de Mendoza con experiencia en el área acaba de trepar casi a la cima del Ministerio de Educación de la Nación.

En efecto, María Inés Abrile de Vollmer, quien fuera ministra de Educación en el gobierno de José Octavio Bordón, y que desde hace tiempo se desempeña en cargos del Gobierno Nacional, acaba de ser designada como viceministra de Educación de la Nación.

Abrile de Vollmer se desempeña actualmente en la Subsecretaría de Equidad y Calidad Educativa de la cartera de Educación. Pero mañana, la mendocina se convertirá en la número dos de Alberto Sileoni, quien va a asumir en lugar de Juan Carlos Tedesco, el ministro renunciante.

Aunque no es la única mendocina que tendrá un puesto de relevancia en el Palacio Pizzurno. Zidanelia Álvarez, una psicóloga social que acompaña desde hace muchos años a Abrille de Vollmer, ocupará el estratégico cargo de jefa de gabinete del Ministerio de Educación de la Nación. Si bien emigró hace mucho tiempo a Buenos Aires, en Mendoza se la recuerda como directora del Consejo de la Juventud.

Naranja en cuanto pertenencia política dentro del PJ, y firmemente allegada tanto a Lafalla como a José Luis Bordón, la nueva viceministra nacional también fue subsecretaria de Desarrollo Social provincial, en la gestión de Arturo Lafalla. Otro antecedente es su paso por la Legislatura. Después emigró a la Nación.

Su desempeño en distintos cargos ha sido muy bueno desde entonces, con un solo problema a nivel familiar: su esposo, Carlos Vollmer, quien fue legislador, tuvo que dejar la política en los 90 debido a las deudas que tenía con el Banco de Mendoza estatal.

Así y todo, Abrile de Vollmer siguió creciendo en política. Trabajó muy cerca de la hermana de Néstor Kirchner, Alicia Kirchner, en el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, antes de emigrar a la cartera educativa.

Mucho más cerca en el tiempo, fue una de las figuras que sonó para la Dirección General de Escuelas de Mendoza hace poco, cuando la caída de Iris Lima era prácticamente un hecho.

Sin embargo, luego de muchos meses de sostener a Lima en el puesto a pesar de las críticas y al cabo de un silencio periodo de reflexión post electoral que duró 15 días, el gobernador Celso Jaque se inclinó por designar a Carlos López Puelles como jefe de la DGE.

Mientras el contador López Puelles espera que lo ratifiquen o no en el Senado provincial, Abrile de Vollmer no está sujeta a estos avatares. Desde su entorno informaron que el ministro Sileoni ya le ofreció el cargo, el cual fue aceptado de inmediato por la funcionaria.

Otra diferencia: según se supo, tanto Vollmer como Álvarez tienen títulos y experiencia educativas, el principal talón de Aquiles del contador que quiere hacerse cargo de la DGE. Concretamente, la primera es profesora en Ciencias de la Educación, mientras que la segunda es maestra técnica, además de psicóloga social.

Comentá la nota