El peronismo hoy, según los peronistas

Dos fechas emblemáticas recordarán durante este mes los justicialistas: un nuevo aniversario del natalicio de Juan Domingo Perón, el miércoles, y la conmemoración del Día de la Lealtad, el viernes 17. A más de seis décadas de la creación del PJ, los porqués respecto de su vigencia aún son motivo de debate. EMBLEMATICO. Perón a los cinco años; la foto fue tomada en Lobos (Buenos Aires), donde vivió su infancia. ARCHIVO LA GACETA

Octubre es un mes que suele sumir a los peronistas en la nostalgia. Dos hechos históricos ayudan a recrear ese clima de melancolía. El primero, la conmemoración del natalicio de Juan Domingo Perón, el 8 de octubre de 1895; y el segundo, de neto corte político e institucional, el Día de la Lealtad, recuerdo del 17 de octubre del 45. En esa jornada se produjo en Buenos Aires una movilización obrera y sindical para exigir la liberación de Perón, detenido por el gobierno militar.

Son 113 años los que se cumplirán pasado mañana del nacimiento del fundador del Partido Justicialista y, en una semana, 63 de aquella jornada en que rebalsó la Plaza de Mayo. Ambas fechas, centrales en la iconografía peronista, permiten actualizar una discusión que desde seis décadas desvela a sociólogos, historiadores y politólogos: ¿por qué, a pesar de los años, el peronismo ocupa un lugar central en la vida política del país?

No hace mucho, el 18 de febrero de 2004, el sociólogo francés Alain Touraine aventuró en una entrevista concedida al diario La Nación que los argentinos debían olvidarse del peronismo. “¿Por qué le parece tan necesario?”, se le preguntó. “Porque el peronismo es un modelo político que mezcló discursos de derecha y de izquierda, y que no ha hecho nada. Sencillamente, nada. Con un país lleno de dinero... no hicieron nada. Se lo comieron”, respondió al matutino.

La profecía de Touraine, un apasionado por la historia política de Argentina, parece acabarse cuando se la coteja con la realidad. A pesar de las tensiones y de las contradicciones en las que incurrió el peronismo durante el menemismo, del intervalo de la Alianza delarruista y de la crisis de 2001, aún es uno de los principales actores sociales y políticos del país.

Los especialistas coinciden en que el peronismo se fue transformando y adecuando a cada uno de los momentos que le tocó vivir. Algunos hablan de su capacidad para gobernar, otros de su manifiesta vocación de poder y hasta de su aceitada maquinaria partidaria y electoral. Las hipótesis sirven para justificar la vigencia del peronismo en el imaginario colectivo de gran parte de la sociedad. Los argentinos no sólo no olvidaron el peronismo, sino que en los últimos años parecen haber canalizado sus aspiraciones políticas a través del Partido Justicialista. No obstante, ¿los Gobiernos nacional y provincial son fieles ejecutores de los lineamientos escritos por Perón hace más de medio siglo?

El cineasta y ex candidato presidencial Fernando “Pino” Solanas esbozó una explicación cuanto menos polémica respecto de la identificación del actual justicialismo con la doctrina y los programas de mitad del siglo XX. “Hay una suerte de plastilina que se acomoda a las circunstancias. No soy amigo de decir que ése es el peronismo. El peronismo es una especie de territorio cultural en el cual resistió el pueblo argentino a la pérdida de sus derechos. Lo otro es el aparato político: el Partido Justicialista llamado PJ”, sentenció al semanario Perfil en una reciente entrevista.

En el preludio de un mes que estará signado por las evocaciones de los justicialistas contemporáneos, una pregunta se impone: ¿qué es el peronismo? La respuesta varía según la identificación de cada uno de los actores consultados por LA GACETA. Sin embargo, hay una cita de Perón que adquiere notable actualidad: “No hay éxito que me entusiasme mucho, ni fracaso que me aplaste demasiado”.

Comentá la nota