El peronismo sacó de la galera los neolemas

El congreso partidario que el justicialismo santafesino realizará el sábado próximo consagrará dos frentes paralelos en las elecciones nacionales del 28 de junio: los que lideran Carlos Reutemann, por un lado, y Agustín Rossi, por el otro. Ambos quieren renovar sus bancas en el Senado y en Diputados, respectivamente, y la posibilidad de consensuar una lista común quedó definitivamente sepultada. Es más, unos y otros hablan como si pertenecieran a partidos distintos.
"En esa elección habrá una lista del oficialismo, y dos de la oposición", cerró el jefe del bloque kirchnerista en la Cámara Baja, y dejó en claro adónde ubica él al ex gobernador.

La senadora Roxana Latorre, transmisora del sentir de Reutemann, confirmó el acuerdo que se está amasando por estas horas: "La estrategia es conformar frentes para que ningún candidato quede fuera de carrera, aunque contamos con los votos necesarios para consagrar una lista única en el congreso. Pero el senador Reutemann no quiso que se proscriba a nadie", dijo en alusión a Rossi.

Para el diputado, eso no es así: "Hay 200 congresales de cada sector, y unos 50 en el medio. Y para definir se necesitan dos tercios, que yo sepa", retrucó.

Uno de los temas en disputa que se discutirá en el plenario es quién se queda con el sello del PJ.

Las encuestas que manejan en el PJ por las senadurías le otorgan a Lole entre 25 y 30 por ciento de intención de voto, entre 10 y 15 puntos al socialista Rubén Giustiniani, y entre 9 y 13 al candidato –todavía no definido– del kirchnerismo santafesino.

Rossi relativizó ese viejo eslogan periodístico que define al Lole como el gran elector. "No se, a mí él nunca me eligió –dijo–. Como decía Alfonsín, hay que hacer política defendiendo ideas y no mirando encuestas. El FPV es un espacio en defensa de una idea que hoy gobierna el país".

Consultada sobre la posibilidad de que el kirchnerismo en competencia le reste votos a Reutemann, Latorre la minimizó: "La elección de intendentes y presidentes comunales estará cercana y eso traccionará a favor del senador", dijo.

SEPARADOS Y JUNTOS. En la ingeniería electoral que elabora el PJ ocurre una situación que, por lo menos, es curiosa: reutemistas y kirchneristas pelearán por separado en el comicio nacional, pero en las elecciones de concejales primero disputarán en la interna abierta y luego consensuarán una sola lista para definir en la general. Rossi no ve contradicciones en ello: "Un exceso de pragmatismo hubiese sido que yo fuera con Reutemann en una misma lista. Él se cortó solo primero y desde que formó un bloque propio se pasó a la oposición". Latorre, en cambio, consideró que esa situación es una incongruencia. "Este sistema que reemplazó a la Ley de Lemas es contradictorio, confuso, y no refleja la voluntad del ciudadano. Desorienta y desalienta la participación. Si había que cambiar aquella ley, debería haber sido con otro sistema, pero no con éste", opinó.

Comentá la nota