El peronismo se quedó sin K en San Martín

El peronismo de General San Martín inició otro momento de profundo debate interno debido a la oficialización del pase de la presidenta del PJ local, Graciela Camaño al peronismo disidente.
Camaño, diputada nacional cuyo mandato termina en 2011, había ganado las internas partidarias al enfrentar a un grupo de dirigentes que se identificaban con el proyecto de Néstor Kirchner pero que, antes de las elecciones del 28J, sellaron la unidad política al conformar una única lista de concejales.

Así, Mirta Ward fue primera concejal electa y Osvaldo Lobato, aliado con José María Fernández, el segundo. La lista terminó tercera en la última elección, detrás del oficialismo ivoskista y Unión Pro.

La decisión de Camaño, que se daba por descontada, llegó una vez que terminó el año legislativo, habiendo participado y apoyado la mayoría de las iniciativas kirchneristas, salvo la Ley de Medios. La última, que la tuvo como una de las principales operadoras, fue la Reforma Política, que ahora tratará el senado de la Nación.

Entonces, para el peronismo local es todo un desafío seguir apoyando el proyecto nacional cuando su conducción trabajará activamente con la campaña del peronismo disidente. Inclusive Camaño fue nombrada como una de las responsables seccionales del proyecto encabezado por Eduardo Duhalde para recuperar al peronismo bonaerense.

Junto con ella se alinearán, indudablemente, Carlos Brown y la CGT regional que conduce el secretario general de Empleados de Comercio, Raúl Giot. Queda en duda qué rol tendrá Lobato, secretario general de la siempre independiente UOM y sus aliados naturales, Alejandro Mellea, de Textiles, y el propio Fernández, vinculado con Dante Dovena en el proyecto nacional.

Además, sigue siendo un interrogante si participará de la dinámica interna o no el ex candidato a intendente K Gabriel Katopodis. Cercano a Sergio Massa, todo indica que formará parte de su armado seccional. Entonces, si Massa no llega a acordar con Kirchner, es muy probable que deba volver a dialogar con Camaño.

Katopodis, no obstante, ha mantenido dos reuniones con el antecesor de Camaño en la conducción del partido a nivel local, el ex diputado provincial Eduardo Bustos. Bustos es hoy uno de los hombres de mayor confianza de Alberto Balestrini, conductor del PJ provincial y hombre que se referencia con Néstor Kirchner.

Balestrini y Bustos mantienen una larga amistad desde los momentos en que ambos formaron parte de lo que se conoció como el Comando de Acción Política surgido en Villa Gesell en tiempos en los que se armaba el duhaldismo crítico. Junto con ellos estaban Felipe Solá, Juan José Alvarez y Florenicio Randazzo, entre otros.

Si nadie asume la conducción del kirchnerismo local, que quedará huérfano por cuanto la mayoría de los otros dirigentes que cumplen funciones en el ámbito provincial prefieren hablar de Daniel Scioli y no de los Kirchner, es muy probable el desembarco de Octavio Argüello, secretario general del gremio Camioneros en la región, quien ya adquirió una importante propiedad en la calle Lincoln, de San Martín, para comandar todas las actividades política-gremiales que los incluya.

Comentá la nota