El peronismo puso en marcha su poderosa máquina electoral.

El Congreso del PJ se reunirá el viernes, en Banda del Río Salí, a los fines de avalar una modificación en la Carta Orgánica partidaria que permita evitar las internas.
El Consejo del Partido Justicialista se reunió ayer en la sede de Salta al 500 a los efectos de convocar al Congreso partidario para el próximo viernes preste su aval a la lista de candidatos a senadores y diputados nacionales propuesta hace dos semanas por el gobernador José Alperovich.

Para ello, el órgano máximo del peronismo local primero deberá modificar la Carta Orgánica peronista para que, por vía de la excepción, se evite la realización de internas abiertas. El alperovismo argumenta que el adelantamiento de los comicios legislativos nacionales al 28 de junio impide cumplir con los plazos de llamado a primarias.

Alperovich ya dio a conocer la lista del Frente para la Victoria. Hay que recordar que Tucumán renovará 4 bancas en diputados, cargos para los cuales se postularán Osvaldo Jaldo, actualmente ministro del Interior, Stella Maris Córdoba, Juan Salim (ambos por la reelección) y Miriam Gallardo, legisladora provincial y esposa del intendente de Lules César Dip. Como suplentes serán designados Hugo Cabral y Aldo Salomón.

En tanto, para senadores se encuentran anotados Beatriz Rojkés de Alperovich y Sergio Mansilla, mientras que el gobernador se reservó el primer lugar entre los suplentes, acompañado por Beatriz Mirkin.

El secretario general del PJ y ministro de Gobierno, Edmundo Jiménez, informó que el Congreso se reunirá el viernes, a las 11.30, en el teatro Alfredo Guzmán, de la ciudad de Banda del Río Salí.

"La misión de nuestro órgano máximo es determinar quiénes serán los candidatos para las próximas elecciones del 28 de junio, cuya proximidad hace imposible llamar a internas, porque habría que convocarlas 60 días antes de los comicios nacionales cuando hay que presentar los candidatos el 9 de mayo", explicó el funcionario, respecto a los alcances del plenario.

Jiménez destacó que el Congreso del PJ "tiene una amplia representación ya que son 100 congresales elegidos por los afiliados y está habilitado a tomar decisiones en estos casos excepcionales".

El Ministro admitió que el eje de la campaña oficialista "seguramente estará asentado en la obra pública, como dice el Gobernador", aunque aclaró que "también el partido inició una serie de acciones políticas para ponerse al frente de este proceso".

A propósito, informó que "se están realizando una serie de reuniones en distintos puntos de la provincia, como Alderetes, Concepción y Yerba Buena, que continuarán la próxima semana" y que "los candidatos también tienen previsto visitar en los próximos días las distintas secciones electorales".

Según Jiménez estas acciones demuestran "que el PJ se puso al frente de la política del Gobierno en la provincia, lo que no ocurría desde hace mucho tiempo, porque antes ese rol lo cumplían los funcionarios. Esto es muy bueno y esencial para la democracia, que los partidos políticos funcionen, abran la discusión, lleven sus propuestas a los ciudadanos y se encarguen de definir quiénes serán sus candidatos", concluyó el Secretario general del peronismo tucumano.

De esta manera, el PJ puso en marcha su poderosa maquinaria electoral con dos aparatos bien aceitados, el partidario y el estatal. Así lo admitió Rojkés de Alperovich, quien dijo: "desde el gobernador, pasando por los ministros, los intendentes, hasta nosotras con la Red de Mujeres, nuestra forma de trabajar es para algunos hacer campaña, pero sucede que nos dio resultados".

Comentá la nota