"El peronismo no kirchnerista de Bolívar se quedó sin representación"

Aún golpeado por la polémica y curiosa baja de la lista que encabezaba para el 28 de junio dentro de la fuerza de Francisco De Narváez, Beto Rivas afirmó a este diario que el peronismo no kirchnerista "se ha quedado sin representación".
Admitió que lo que más le duele es que De Narváez no lo haya llamado para explicarle qué pasó, y aclaró que de ningún modo el lamentable episodio marca el final de su carrera política.

¿Qué pasó con tu lista, quién la bajó? Recordemos que en Bolívar, vos sostuviste a De Narváez desde un principio, en soledad. Inclusive te fuiste del PJ y armaste la banca independiente en el Concejo.

-Dejé de ser el vicepresidente del Partido, sí. Te resumiría la situación con unas palabras que me vienen rondando en forma permanente desde el día en que poco a poco me fui enterando de lo que me había ocurrido: el espacio del peronismo no kirchnerista en unión con los sectores productivos de Bolívar, es decir con la gente de campo, se quedó sin lista de candidatos para el 28 de junio.

¿El PRO (Mosca) no representa a esos sectores?

-No representan al peronis-mo (no kirchnerista), bajo ningún punto de vista.

¿El felipismo tampoco?

-Y pero con algunas observaciones. No olvidemos que yo, cuando en 2005 se me convoca para encabezar una lista de concejales en contra de la senadora del sur (Cristina Kirchner) y a favor de Chiche Duhalde, aún sabiendo que perdíamos, yo jugué en ese lugar. Otros jugaron en otro lugar. En 2007, mientras yo tenía que tomar actitudes que no eran fáciles de tomar, como dejar el bloque del PJ, dejar la vicepresidencia del Partido, conformar un nuevo bloque, solo, los demás seguían siendo candidatos y cazando mariposas con el kirchnerismo. Y resulta que hoy nos encontramos -y no quiero darte nombres- con que muchas de esas personas hoy están en la lista de este espacio político, lista en la que debiera haber estado yo.

¿Claudio Carnevale sería uno de esos nombres?

-No te quiero dar nombres. No te quiero dar nombres.

¿Pero por qué te bajaron la lista tan tarde? Eso es lo que no se entiende.

-La lista debía ser presentada el sábado a las 12 de la noche, en la Junta Electoral. Yo ya tenía la parte más importante de la lista, pero quería ir conformando un muy buen grupo, porque sabía -hoy lo comprendo más aún- que seríamos una lista que pesaría en Bolívar. El miércoles anterior a ese sábado, se me informa que debo entregar la lista el jueves antes de las 6 de la tarde, en la Fundación de De Narváez, en Buenos Aires. Les digo que no tenía tiempo de hacer certificar las firmas por escribano, ni de buscar apoderado de la lista, y que además no tenía el nombre para la lista. Me contestan que el nombre de la lista se determinaría después, que no es necesario que las firmas estén certificadas por escribano y que tampoco es necesario que vayan en un soporte magnético. Que haga la lista, que la firme y la presente.

Yo cuando llego allí, no le entregué la lista al portero de la Fundación, sino a alguien con quien había tenido contacto desde hacía tiempo: la secretaria de Alfredo Atana-soff. No se la entregué a cualquiera, quiero que esto quede claro, para mi tranquilidad y para la tranquilidad de las personas que confiaron en mí y están dentro de la lista.

Porque luego se habló de que tu lista se habría traspapelado…

-Se me dijo que de allí las listas iban a una mesa política. Yo hoy pienso en quiénes habrán estado en esa mesa política, que iban a aprobar o no. Habrán sido unos iluminados que en diez minutos determinaron qué lista iba y cuál no, sin pensar que algunas de esas listas habían costado mucho trabajo y mucho tiempo de conformación.

O sea: la lista llegó adonde tenía que llegar, pero alguien la bajó.

-La lista estuvo donde correspondía, y desde allí debía ser presentada antes de las 12 de la noche (del sábado). Yo no culpo a nadie. Cuando te ocurre algo, sos víctima de algo, hasta de un delito, empezás a mirar para los costados, pensando quién puede haber sido. Y acá hay una pregunta matemática: ¿quién se benefició con esto?

¿Y vos qué pensás, quién se benefició con esto?

-En un primer análisis digo que el PRO, Ricardo Pagola, creo que no se benefició. Porque en conversaciones previas que tuve, le dije que no iba a hacer campaña con el PRO, pero que si la lista estaba en mi boleta, la iba a dejar como estaba, no iba a cortar boleta. Y él sabía perfectamente bien que esta lista iba a traccionarle muchos votos.

O sea que Pagola estaría descartado como instigador de esta jugada en tu contra.

-Esperé una semana para hablar de este tema -a vos te lo dije-, porque no quería que el resentimiento me llevara a decir cosas que no corresponden. Aparece la noticia por Infoeme, el diario digital de Olavarría, que suele tener muy buena información. Ahí dicen que nuestra lista había sido presentada en forma extemporánea, que luego se presentó un recurso jurídico y que la gente del oficialismo me la habría impugnado.

Pero la lista no fue presentada en forma extempo-ránea.

-Dejame seguir. Desde las cercanías de Alberto Bales-trini, vicegobernador de la provincia y presidente del PJ bonaerense, me han mandado a decir que bajo ningún punto de vista crea que él impugnó ninguna lista, que pregunte en la Justicia Electoral a ver si hay alguna impugnación. Muchos abrieron el paraguas, y creo que no mienten. Lo que sabemos es que hay un expediente en la Suprema Corte de Justicia, el número 414, donde todas nuestras listas aparecen como presentadas en forma extemporánea.

Cosa que es mentira.

-No sé. Presentadas en forma extemporánea en la Justicia Electoral, eh.

Vos cumpliste con el plazo que te pidieron, pero de ahí en más no sabés qué pasó.

-Yo la presenté donde correspondía dentro de los plazos correspondientes. Después, si esa lista fue presentada fuera de término a la Justicia Electoral, no lo sé. Por otro lado, los máximos responsables del movimiento en el que estaba embarcado, no me han dado ningún tipo de explicación. Llámese Francisco de Narváez o llámese Alfredo Atanasoff.

Supongo que eso es lo que más te duele.

-Sin ninguna duda, sin ninguna duda. Porque yo me brindé, puse toda mi trayectoria. Yo no estuve con Francisco De Narváez hace dos meses, como más de uno que hoy figura en la lista, yo estoy con él desde hace un año y medio. Yo lo traje a Bolívar. No quiero decir aquellas cosas que todavía no me constan, porque realmente no he recibido ningún tipo de explicación de quienes son responsables del armado político de esta fuerza en la provincia de Buenos Aires. Durante el último tiempo, no menos de veinte personas, desde el armado de De Narváez, se comunicaban conmigo permanentemente.

Ninguna de esas personas te ha llamado ahora.

-Nadie, en absoluto. Y me cuesta creer que en una organización tan importante como la Fundación de De Narváez, en donde está todo muy sectorizado y con gente muy responsable a cargo de cada una de las tareas (ocurra esto). No creo, pero alguien, algún día, tendrá que decirme qué ocurrió.

¿Y a nivel local alguien se beneficia con esto?

-Creo que unos cuantos. Porque yo tenía la seguridad, y tengo algunos años en esto, que nuestra lista iba a funcionar muy bien. La gente que se me acercó, lo sabía. La gente que está conmigo todavía, porque el otro día nos hemos reunido todos los que integramos la lista, más un montón de colaboradores, y se ha decidido que de ahora en adelante seguiremos trabajando, sin orientarnos hacia ningún sector, ni en esta campaña ni después. Conformaremos un ateneo o alguna agrupación. Pero yo hoy debiera estar pidiéndole disculpas a la gente del sector agropecuario, por ejemplo, por los nombres que me dio, que yo no podía creerlo de antemano.

Insisto: ¿a nivel local quién se beneficia?

-No sé, no sé.

Pero vos tendrás tu sospecha.

-No es que tenga, no es que tenga. Pero hay gente que iba a votarme a mí, que ahora votará para otro lado o no votará. Es mucho el enojo que hay entre los integrantes de la lista que iba a acompañarme.

De todos modos, lo positivo sería que ahora tienen más ganas de trabajar. Algunos decían que esta bajada de lista le ponía punto final a tu carrera política.

-No es así. Vamos a seguir trabajando.

¿Y ahora a quién vas a votar? Imagino que no a De Narváez.

(Unos segundos de silencio). -No votaré a ninguna de las listas locales (afines al colombiano). Y espero una explicación de Francisco De Narváez.

¿Aún esperás?

-Sí, aún espero.

Por ser la máxima cabeza de esa fuerza, él es responsable de lo que pasó.

-Sí, claro, siempre es así. Pero yo antes de expedirme respecto de a quién voy a votar, me gustaría tener una explicación de De Narváez, que aún tenemos tiempo de hacerla.

Alabart, Pesce y compañía

"Quiero hacer un agradecimiento público a las palabras de tu compañero de periodismo Angel Pesce. La nota que publicó el otro día creo incluso que es excesiva en los elogios hacia mi figura. Sobre todo, porque es un periodista y eso le puede jugar en contra en algunos sectores. Quiero dejar muy en claro mi agradecimiento a esas palabras que ha tenido para conmigo (aquí, Beto casi sucumbe al llanto), para mi desempeño en el Deliberante".

Rivas también agradeció al ex concejal por la UCR, Francisco Alabart: "quiero hacer público mi reconocimiento hacia un mail recibido de Francisco Alabart. Medio me hizo lagrimear, por lo conceptuoso. Todavía no he podido estar con Alabart, pero estaré con él", abundó Beto, emocionado.

Y por último, agradeció "todas las muestras de solidaridad que he recibido, todos los mails, las notas, los llamados y demás. Y me ha llamado incluso gente de la oposición. Creo que este tema ha impactado muy profundamente", completó.

"El radicalismo creó la fábrica de pobres"

"Todos los proyectos que estamos elaborando tenían eje en el financiamiento. Nuestro proyecto estaba dirigido fundamentalmente a la coparticipación federal. Por eso cuando nuestros amigos radicales, y las dos candidatas de la Coalición Cívica, hablan de que el peronismo fue el creador de la fábrica de pobres en el conurbano, deberían acordarse de que quien creó la fábrica fue la gente que gobernaba el país en el ´87, presidente radical y gobernador radical. Ellos modificaron la ley 20221 de coparticipación, que le daba el 28 por ciento a la provincia de Buenos Aires, para dictar la 23548, que le pasó a dar 21 puntos. Quiere decir que esos siete puntos que le sacaron a la provincia representa una quita del 25 por ciento de los fondos a la provincia. Hoy recibe 30 mil millones de pesos, que de acuerdo a los números de antes, hubieran sido 40 mil millones. A la provincia le están faltando 10 mil millones, porque el radicalismo en aquél momento decidió bajarle los coeficientes de coparticipación. Y 10 mil millones es hoy el déficit de la provincia de Buenos Aires".

Comentá la nota