El peronismo disidente listo para debutar en la Legislatura

El mes próximo se producirá la fractura de la bancada del Frente para la Victoria - PJ. Desde el oficialismo intensifican esfuerzos para reducir el debilitamiento. Los anti K aseguran que suman al menos doce, pero sólo hay menos de una decena que están confirmados.

Este año la Cámara de diputados bonaerense tendrá un escenario completamente diferente al del año pasado, en el que el oficialismo gozó de una mayoría propia que le permitió al gobernador Daniel Scioli contar con el apoyo necesario para la sanción de leyes clave para su gestión. El peronismo disidente formará un bloque propio a partir de la separación de una decena de diputados de la bancada del Frente para la Victoria -PJ. Además, la Coalición Cívica y el radicalismo estrenarán su acuerdo, al que se sumarán los legisladores cobistas.

Este miércoles será la última sesión extraodinaria, pero los cambios comenzarán a producirse luego del inicio del periodo ordinario, el próximo dos de marzo. Según anuncian los representantes del peronismo disidente, para esa fecha se producirá la ruptura del bloque oficialista y más tarde, siguiendo al acuerdo entre Mauricio Macri, Felipe Solá y Francisco De Narváez, se producirá la unión con los diputados del Pro, Unión Celeste y Blanco y Recrear.

Los legisladores que responden al ex gobernador bonaerense aseguran que sumarán un bloque de al menos doce diputados y confían en que se irán sumando algunos más antes de las elecciones de octubre. En relación a esa posibilidad, en el oficialismo comenzaron a minimizar la separación y a contener a los dudosos para evitar el exodo de diputados que debilitaría al oficialismo en la Legislatura.

"No es una cuestión dramática", dijo el presidente de la Cámara baja Horacio González (FpV - PJ) en relación a la ruptura. Sin embargo, la semana pasada se encargó de desmentir públicamente que la diputada de Alberti Marta Medici (amiga personal de Felipe Solá y de su ministro de Asuntos Agrarios Raúl Rivara) formará parte de ese grupo.

Lo mismo ocurrirá en los próximos días con otros diputados a los que se vincula con el felipismo. Sin embargo, los peronistas anti K aseguran que serán doce los disidentes, algunos los cuentan como seguros y otros aún están en duda. De acuerdo a uno de los armadores del nuevo bloque, estarían los ex presidentes de la Cámara baja Osvaldo Mércuri e Ismael Passaglia (el primero de pasado duhaldista y el segundo ex funcionario de Solá); el ex intendente de Monte Hermoso, Marcelo Di Pasquale y los ex funcionarios de la gestión Solá, Mario Cura, que fue contador general de la Provincia y Ricardo Giacobbe, que integró el ganite del entonces ministro de Trabajo Roberto Mouillerón. También cuentan a la diputada de Lanús Marcelina Pérez de Ibarra, a los bahienses Adalberto Simón y Nidia Burstein, a la legisladora de San Pedro Patricia Rocca.

Mientras que en la lista de dudosos se cuenta al ex alakista Alberto Delgado, entre otros diputados que prefieren mantenerse en reserva para evitar represalías en su bloque. Otro de los que había sonado para pasar a las filas del peronismo disidente es Gabriel Villegas, quien llegó a la Cámara baja con la boleta de la coalición Una (que en 2007 postulaba al ex ministro de Economía Roberto Lavagna como candidato a presidente) y rapidamente se pasó al bloque oficialista. Sin embargo, desde la bancada del FpV - PJ se encargaron de desmentir que el ex aliado del radicalismo se vaya del bloque.

Comentá la nota