El peronismo "disidente" contacta al MPN.

Este lunes mostró en Neuquén otra cara del momento político. Estuvo el senador (PJ) Juan Carlos Romero. Trabaja en la construcción de una opción nacional al kirchnerismo. Se reunió primero con Sapag, en visita protocolar. Y después con Sobisch, sin protocolo y con fuertes puntos de acuerdo.
El senador nacional por Salta, el justicialista Juan Carlos Romero, tuvo dos reuniones importantes en Neuquén. La primera, al mediodía, fue con el gobernador y referente del MPN, Jorge Sapag. La segunda, más extensa y tal vez más sugerente en lo que a mensaje político se refiere, fue con el ex gobernador Jorge Sobisch, en el local de FUNDEPA, el bunker de trabajo del también referente del MPN.

Romero, tal como sostuvo ante periodistas de este diario, está recorriendo las provincias como parte de un proceso de armado político del "peronismo federal". Este lunes participó de la presentación del candidato que encabeza la lista de este sector político en Neuquén, el productor Héctor Inda.

A nivel nacional es un espacio que obviamente tiene una actualidad muy fuerte, con armados por provincia que combinan referentes nacionales de mucho peso, como Carlos Reutemann en Santa Fé, Schiaretti en Córdoba, Felipe Solá y Francisco De Narváez en Buenos Aires.

En Neuquén, la relación es con los peronistas que no han participado de la "corriente K", sustentada en el sector que conduce Oscar Parrilli. Pero también reconoce el contacto que se hizo este lunes, con el MPN.

"Estamos trabajando en la construcción de un peronismo que haga posible una ley de coparticipación federal de impuestos, que termine con los Decretos de Necesidad y Urgencia, con expectativa de asistir a nuevas posibilidades para el país después de las elecciones del 28 de junio", dijo el senador salteño.

Tanto en su visita a Sapag, como en su reunión con Sobisch, Romero estuvo acompañado por dirigentes locales y diputados del frente Pro Federal, entre quienes se cuentan los legisladores Horacio Rachid, Daniel Baum y Carlos Sánchez.

Con Sapag, se reunieron unos minutos en el despacho del gobernador, en la Casa de Gobierno. Con Sobisch, el encuentro fue a la tarde, pasadas las 18,30, en la oficina de trabajo que el ex gobernador tiene en la fundación que sustenta su trabajo político.

-¿Porqué la visita a Sobisch?- Preguntó este diario a Romero.

El senador no dudó en inscribir la reunión como un paso más en el afianzamiento de relaciones con "sectores políticos que permiten visualizar un país más allá del kirchnerismo". Sostuvo el legislador nacional que "Sobisch es un hombre que está comprometido con su partido, en el que reconocemos una impronta federal muy fuerte y decidida".

Comentá la nota