"Si el peronismo no se democratiza se fractura de manera definitiva"

El ex gobernador dijo que "no le importa lo que diga Reutemann" y que Duhalde "ya tuvo su oportunidad". Aseguró que es el "padre de los dirigentes peronistas" locales y que trabaja para la unidad del partido. "Mi relación con Schiaretti es cordial".
El ex gobernador José Manuel De la Sota inició su recorrido por la provincia de Córdoba con un acto en Villa Dolores, en el valle de Traslasierras, con fuertes definiciones políticas en el orden local y nacional y aseguró que si el peronismo no se democratiza "se fractura definitivamente".

Aseguro que con el justicialismo unido en Córdoba "para el 2011, no le tengo miedo a nadie".

"Los peronistas el pasado 28 de junio nos quedamos con un sabor amargo en la boca, por primera vez en la historia nuestro partido salió tercero, pero a partir de allí me decidí a volver a participar para propiciar la unidad de los justicialistas", expresó el ex mandatario provincial.

Aseguró que su relación con Schiaretti "es absolutamente cordial".

"El justicialismo debe respaldar el gobierno de (Juan) Schiaretti y nunca seré un ex gobernante que cause tropiezos a quien gobierne y me interesa que Schiaretti tenga éxito", indicó.

Explicó que el peronismo a nivel nacional necesita internas porque sino "se termina dividiendo".

Y agregó: "La última elección democrática que tuvo el peronismo fue Menem contra Cafiero y después de ahí los dirigentes fueron elegidos con el dedo".

"El Congreso debe servir para cicatrizar heridas"

En tanto, sobre el pedido de postergación de las elecciones internas en Córdoba realizada semanas atrás por los intendentes de Córdoba, dijo que significan "diferir un hipotético conflicto entre los dirigentes", pero que debe ser el Congreso partidario el que tome la determinación.

"Nunca pedí elecciones internas, siempre pedí unidad y ella se construye con el diálogo, no echando culpas derrota del 28 de junio y abriendo la puerta en el tiempo para se reincorporen los que se fueron", le aclaró a Cadena 3.com De la Sota.

"Las internas del 22 de noviembre fueron fijadas por el Congreso (partidario) y ese es el ámbito en el que tienen que resolverse el pedido de los intendentes. Pero esa postergación no alcanza si al mismo tiempo no recuperamos el diálogo", añadió.

Además, dijo que propicia que todos los congresales concurran a ese órgano, el cual también "debe servir para cicatriz las diferencias de los dirigentes del partido".

"No me importa lo que diga Reutemann

"Quiero un peronismo que se organice democráticamente, no me importa lo que diga Reutemann, su opinión es importante para un sector -señaló De la Sota- me importa lo que diga el pueblo argentino, que es el soberano", señaló.

Y agregó: "No estoy con Reutemann, con Duhelade ni con Kirchner, ellos ya tuvieron su oportunidad, estoy con el peronismo".

El padre de los dirigentes peronistas locales

"Soy un poco el padre de los dirigentes justicialistas de Córdoba, no hay ningún dirigente que no haya estado en una lista encabezada por De la Sota o que haya formado parte de mi gobierno", fue otro de los párrafos sobresalientes de De la Sota en la conferencia de prensa en Villa Dolores.

Comentá la nota