El peronismo define sus líderes para 2011.

Los resultados de hoy definirán las fuerzas de Kirchner y Reutemann hacia las presidenciales.
Como siempre ocurrió en su historia de luchas internas y de permanentes atinomias, el peronismo jugará a todo o nada en estos comicios. Definirá nada menos que el futuro de su liderazgo y el reacomodamiento de fuerzas de cara a las elecciones presidenciales de 2011.

No se trata de la pelea por un simple listado de nombres. Se pone en juego la definición del nuevo líder partidario y eventual candidato presidencial. Pero también se define un nuevo estilo de hacer política o la aparición de otro "modelo" de país, según la concepción kirchnerista del poder.

En este esquema, Néstor Kirchner o Carlos Reutemann serán centrales. Está claro que una amplia victoria de Kirchner y de Daniel Scioli alejará el debate de poskirchnerismo que se viene instalando desde el PJ disidente y le dará más chances al ex presidente para seguir jugando un papel preponderante en el esquema de poder peronista.

Pero una victoria de Reutemann en Santa Fe hoy abrirá un sólido frente interno en el PJ dispuesto a desafiar a Kirchner. Se trata del espacio que lideran el cordobés Juan Schiaretti y el entrerriano Jorge Busti. Pero éste también es un escenario que empezó a cosechar subterráneos apoyos de algunos gobernadores kirchneristas y de la liga de ex gobernadores menemistas, como Juan Carlos Romero, Ramón Puerta y Carlos Verna.

No está claro aún, sin embargo, cómo jugará Eduardo Duhalde. Tampoco queda firme hacia dónde migrará el voto de Francisco de Narváez y de Felipe Solá.

No obstante, cualquiera sea el camino que tome el PJ desde mañana, a partir de ahora y hasta 2011 habrá una nueva mesa de debate en el PJ, en la que Kirchner pasará a ser un comensal más y no quedará como líder protagónico y excluyente, a menos que Reutemann pierda por amplio margen en Santa Fe.

¿Se dará finalmente en el PJ el tan postergado debate de ideas que viene amagando toda su dirigencia desde el menemismo en adelante? ¿O se tratará simplemente de una discusión de puro maquillaje?

El investigador del Conicet y analista del PJ, Ricardo Sidicaro, no cree demasiado en estos debates. Más bien piensa que la discusión del peronismo pasará por una cuestión más pragmática: establecer quiénes serán capaces de manejar el aparato o los proveedores del voto.

Algo similar parece sugerir el historiador Luis Alberto Romero cuando plantea que "no hay muchas diferencias entre Reutemann y Kirchner más allá de los cambios de estilo que se quieren imponer: es decir, uno más republicano que otro".

El filósofo y estudioso del peronismo Silvio Maresca destaca que históricamente el PJ nunca creyó demasiado en los alineamientos de derecha o de izquierda, pero señala que ahora parecería abrirse un debate interno "del regreso a las fuentes doctrinarias de Perón".

¿Qué pasará si pierden Kirchner y Reutemann? "Siempre el peronismo inventó líderes para eternizarse en el poder", sostienen varios referentes del PJ disidente y del kirchnerismo. Por ahora, esa posibilidad no se les cruza por la cabeza. Prefieren jugar a todo o nada.

Comentá la nota