El peronismo y Cambiemos se repartieron triunfos en cuatro provincias

El peronismo y Cambiemos se repartieron triunfos en cuatro provincias

El macrismo logró una victoria en Jujuy; en la misma jornada, el PJ se impuso en Chubut, Entre Ríos y Tucumán; Mendoza también le dio una satisfacción a la Casa Rosada al imponerse el oficialismo

El radical Gerardo Morales se impuso con comodidad en Jujuy y le dio al Gobierno nacional la primera victoria de peso del calendario electoral; mientras que los gobernadores peronistas Juan Manzur, de Tucumán; Mario Arcioni, de Chubut; y Gustavo Bordet, de Entre Ríos, lograron la reelección en sus provincias. En todos los distritos ganó el oficialismo.

Aunque un escalón más abajo, por tratarse de una elección primaria, Mendoza también entregó otra buena noticia para la Casa Rosada. Los postulantes de Cambiemos superaron por un cómodo margen a los precandidatos del PJ. Rodolfo Suárez, intendente de la capital provincial y hombre del gobernador Alfredo Cornejo, será el candidato oficialista en las generales del 29 de septiembre.

A dos días del cierre de alianzas para la elección de octubre y con todas las miradas puestas en un inminente acuerdo entre Sergio Massa y el kirchnerismo y el impacto que tendrá en el tablero electoral, la victoria de Morales en Jujuy vino a convertirse en una bocanada de oxígeno y de optimismo para Mauricio Macri y sus pretensiones de alcanzar la reelección.

No sólo porque se convirtió en el primer triunfo después una sucesión de derrotas provinciales de Cambiemos, sino porque vino a confirmar la teoría de que en estos comicios se vienen imponiendo los oficialismos en cada distrito. El caso de Jujuy vendría a ratificar ésa hipótesis y desalentaría la idea de que la crisis económica impactará de lleno en los candidatos alineados con el Gobierno nacional, según la lectura que entusiasma a la Casa Rosada. La misma situación parecería confirmar el caso de Mendoza, donde la alianza oficialista Cambia Mendoza se imponía por más de diez puntos a la suma de postulantes del PJ.

Sin embargo, en ese mismo escenario, el peronismo logró imponerse en tres de las cuatro provincias que eligieron gobernador ayer. En todas lo hizo por amplio margen y, en algunos casos, con números impactantes si se suman las diferentes versiones del PJ que se enfrentaron en los comicios.

Es el caso de Chubut, en la que el gobernador Mariano Arcioni (Chubut al Frente) logró su reelección imponiéndose al candidato referenciado en el kirchnerismo, Carlos Linares (Frente Patriótico). Sumadas, ambas alternativas peronistas se acercan al 70% de los votos. El candidato de Cambiemos, Alberto Menna, no llegó a superar el 15% de los sufragios.

Arcioni fue electo hace cuatro años como vicegobernador de Mario Das Neves y se hizo cargo de la gobernación tras la muerte del histórico dirigente patagónico, el 31 de octubre último. Ayer, a la hora del triunfo, hizo un llamamiento a la unidad del peronismo. Abajo del escenario se encontraba Sergio Massa, quien viajó especialmente desde Buenos Aires para sumarse a los festejos.

Otro tanto ocurrió en Tucumán, donde el gobernador Juan Manzur obtuvo su reelección por amplio margen relegando a otro candidato del kirchnerismo, el exgobernador y senador nacional José Alperovich.

En esta provincia, la candidata oficialista, la senadora Silvia Elías de Pérez (UCR), conquistaba el segundo lugar, por encima del postulante del Fuerza Republicana, Ricardo Bussi.

En Entre Ríos, en tanto, el gobernador Gustavo Bordet ganó la elección con comodidad con el 57,47% de los votos, al frente de un peronismo unido. En una elección polarizada, el diputado radical y candidato de Cambiemos, Atilio Benedetti, obtuvo el 35,43%.

Triunfos oficialistas

Tras varios fines de semana de malas noticias para la Casa Rosada, el oficialismo pudo romper ayer la racha con la reelección de Morales en Jujuy, que se impuso con amplitud al candidato peronista Julio Ferreyra (Frente Justicialista). Morales obtenía, con el 75,52% de mesas escrutadas, el 43,08% de los votos.

Una brecha superior a los diez puntos le aseguró la continuidad al frente del Poder Ejecutivo jujeño al exsenador y uno de los más firmes aliados de Mauricio Macri y enfático defensor de la continuidad del radicalismo en la alianza Cambiemos.

El oficialismo también fue la fuerza más votada en las primarias de Mendoza. El radical Suárez superaba el 30% de los votos totales con el 69, 22% de mesas escrutadas. Sumados los otros dos precandidatos, Cambia Mendoza superaba el 43%. Así, el intendente de la capital provincial será el postulante para continuar la gestión de Cornejo en la provincia.

Quién será el candidato por el peronismo (Frente Político y Social Elegí) en la elección del 29 septiembre era anoche una incógnita.

En un final de photo finish el intendente de Maipú, Alejandro Bermejo, y la senadora nacional y ultrakirchnerista Anabel Fernández Sagasti protagonizaban un apasionante empate. Los resultados parciales, con el 69% de mesas escrutadas, indican una leve ventaja de Fernández Sagasti (17,94%) sobre Bermejo (16,93%).

Al superar el piso del 3% de los votos, otras dos fuerzas (Protectora y el FIT) se aseguraron su presencia en los comicios de septiembre.

Coment� la nota