El peronismo anti K quiere juntar en un acto a Solá y a De Narváez

Lo organizan los sectores de Duhalde y Barrionuevo. Quieren unir a esos referentes.

El salto de Felipe Solá del corralito K sacudió el avispero de la oposición. Y mientras el ex gobernador analiza posibles alianzas por izquierda y por derecha, el peronismo no kirchnerista, marginado del poder en los últimos años, sabe que de la suerte que corra Felipe en 2009 depende en buena parte sus propias posibilidades de resurrección. Por eso, se lanzó a preparar un gran evento de presentación en sociedad para el 10 de diciembre en Parque Norte.

La excusa formal es celebrar los 25 años de democracia con una "jornada de reflexión" que culmine con un programa de acción. "Será el auténtico programa peronista, porque lo que hay ahora en el Gobierno es chavismo", repitieron como un mantra en la reunión en el sindicato gastronómico, donde se empezó a tramar el cónclave.

Pero el objetivo concreto es que en la foto final --sobre el escenario o en la primera fila-- aparezcan la mayor cantidad de pesos pesados del PJ anti K. "Felipe Solá y Francisco de Narváez no pueden faltar", coinciden los organizadores, que reconocen, al igual que el kirchnerismo, que la provincia de Buenos Aires será la madre de todas las batallas en las legislativas del año próximo.

No les será fácil. Hasta ayer, tanto Solá como De Narváez miraban el armado de reojo. Es sabido que no les entusiasma la foto con muchos de los que brillaron en los años menemistas. Pero tampoco pueden despreciar el poder territorial que algunos conservan.

Entre los invitados, están Eduardo Duhalde, los hermanos Alberto y Adolfo Rodríguez Saá, José Manuel de la Sota, Juan Carlos Romero y Jorge Busti. De cuántos de ellos pongan la cara, también depende el éxito final que tenga el encuentro.

En la reunión de planificación en la sede gastronómica, en la que Luis Barrionuevo ofició de anfitrión, participaron entre otros De Narváez, el misionero Ramón Puerta, los porteños Miguel Angel Toma y Eduardo Rollano, el santafesino Norberto Nicotra, el cordobés Humberto Roggero (en nombre de De la Sota), el santacruceño Eduardo Arnold y el salteño Walter Wayar (ex vicegobernador de Romero) y los entrerrianos Héctor Maya y Héctor Strassera. Este último, presidente del bloque del PJ en el senado entrerriano, es un hombre de Busti, que sigue intentando un delicado equilibrio entre Kirchner y Duhalde.

Otro de los objetivos de la cumbre de Parque Norte es mostrar en escena a una especie de gabinete en las sombras. Del programa social ya se están encargando Hilda "Chiche" Duhalde y Eduardo Amadeo. Del económico, Javier González Fraga, Jorge Sarghini, Rogelio Frigerio y Rodolfo Frigeri y Jorge Todesca. De la producción se encargan Alieto Guadagni y Juan Legisa. Sobran especialistas en relaciones exteriores, se ufanan los anti K, y nombran a Abel Posse, Andrés Cisneros, Jorge Castro y Archibaldo Lanús, al comienzo de una larga lista.

El primer escollo, sin embargo, es más doméstico: vencer los recelos mutuos entre Solá y De Narváez.

Comentá la nota