Perón por República: audiencia caliente en el Concejo

Una fuerte polémica desató anoche la audiencia pública convocada por el Concejo Deliberante para escuchar a la ciudadanía sobre la propuesta del Partido Justicialista para designar con el nombre del ex presidente Juan Domingo Perón a la actual avenida República.
Tanto que a los pocos minutos de iniciada la reunión se observó una fuerte presencia policial portando escudos y bastones a modo de prevención. El operativo ocupó parte del primer piso del Palacio municipal, además de apostarse efectivos en la puerta de acceso de calle Benito de Miguel.

Afuera, un grupo de manifestantes con bombos y redoblantes, pertenecientes al Sindicato de Camioneros, hizo notar su presencia durante tres horas. En tanto una nutrida barra peronista ingresó al recinto y siguió con atención cada exposición.

De los veinticinco oradores que participaron de esta primera parte de la audiencia, la gran mayoría expresó su apoyo al cambio de nombre. Todos pidieron una reivindicación y la reparación histórica para que Junín tenga una importante arteria que lleve el nombre del ex presidente.

Casi todos no dejaron de recordar las obras que en gobiernos peronistas se ejecutaron en la ciudad: desde los colegios Nacional, Normal, el Policlínico Ferroviario, pavimento, agua potable, cloacas, el desarrollo de los barrios Belgrano, Villa Talleres, Evita, el estadio del Club Sarmiento, entre otros.

El desarrollo de las exposiciones iba bien hasta que llegó el turno del ex dirigente Ricardo Da Pieve.

Primero fueron oradores el profesor Alberto Merino, Rubén Troilo, Juan José Ferreyra.

Da Pieve lo primero que expresó fue su agradecimiento al Concejo por el acto en el cual los ciudadanos de Junín "podemos expresarnos libremente". En este caso, vinculado al cambio de nombre de la avenida República.

Dejó en claro el merecido reconocimiento a los presidentes electos. Como la designación al Parque Industrial con el nombre de Arturo Frondizi. "Y es justo que el general Perón tenga su merecido homenaje. Pero no soy partidario de cambiar el nombre de una calle, por el trastorno que ello acarrea. Pero si no hay otro remedio buscaría una que no tenga un nombre significativo para los juninenses".

Fue más allá e interpretó lo que era para su persona el término República como forma de gobierno. "Me parece conveniente que siga conservando su designación por lo que en si mismo representa". Y fundamentó su desacuerdo.

"Para mi la vida de Perón tiene dos etapas bien marcadas: una la de militar y la otra de gobernante. Perón antes de ser por primera vez presidente cometió dos graves errores. Formó parte de los grupos que atentaron contra los gobiernos constitucionales: en el ’30 estuvo estrechamente vinculado al general Uriburu en el derrocamiento del entonces presidente Hipólito Yrigoyen. Y el 4 de junio del ’43, teniendo el grado de coronel, participó con sus compañeros del GOU (Grupo de Oficiales Unidos) en la revolución militar de los generales, entre ellos Arturo Rawson y Pedro Ramírez, destituyendo al presidente Ramón Castillo. Por eso, cuando se propone un cambio de nombre a una calle se debe estudiar los pro y los contra, las ventajas y desventajas, circunstancias y oportunidades. La historia en toda su dimensión. De aprobarse el cambio se estaría aprobando un error".

El final de la exposición implicó la reacción con silbidos y gritos desde la barra.

Luego habló el comerciante Olven Faroppa. Consideró que para cambiar el nombre de una ciudad "hay que tener una causa que lo justifique".

Se opuso porque consideró que "no hay nombre propio que supere el homenaje hacia nuestra querida República Argentina". Y consideró "correcto que la ciudad le quiera rendir homenaje al tres veces presidente Juan Domingo Perón".

Entre los motivos, mencionó los trastornos desde el punto de vista turístico, hasta económico, porque comerciantes y vecinos se verían obligados a cambiar sus domicilios fiscales, papelería y además gastos que se generan en momento de crisis económica".

"Leí declaraciones argumentando que se le debe al general Perón una reparación histórica. Pienso yo que la reparación se la debemos a la avenida República, y es de la cinta asfáltica: desde San Martín a Yrigoyen, que es intransitable. Se han producido varios accidentes. La Municipalidad nos cobra desde hace mucho tiempo la repavimentación urbana. Y como yo la pago, creo tener derecho a este reclamo".

También se opuso el comerciante Obdulio Grosso, vecino de República, quien cuestionó el porqué debía perder la identidad de "mi avenida, en la que tuve todas mis esperanzas, mis sueños. Es un sentimiento y me opongo al cambio".

Los demás oradores sostuvieron el cambio de nombre. Hablaron Héctor Azil, Héctor Pellizzi, Yacer Ale, José Berude, Osvaldo Bisconti, Gustavo Traverso, Oscar Farias, Rubén Liggera, Rosana Pedraza, Eduardo Aguilar, Cristian Alonso, Octavio Boeris, Claudio Camilo, Miguel García, Pío Soberano, Liliana Rowsadoski, Carlos Yópolo, Carlos Barbero y Carlos Molina.

Enfocaron la figura histórica que representó Perón, los cambios y conquistas sociales que produjo. Incluso reivindicaron que de no ser por República se restituya el nombre del ex presidente a la avenida San Martín, como se llamaba antes del golpe militar del ’55.

Plantearon terminar con peronismo y antiperonismo. Rescatarlo como ser humano y producir una reparación justa e histórica, vencer el enanismo político y el ‘gorilismo’ que les pica a muchos en Junín. Resaltaron el aporte a la justicia a la educación, la salud, el derecho de los trabajadores y de la mujer. Exhortaron a terminar con la discriminación y con la ‘proscripción’, y pidieron un gesto de grandeza para con el ex general Juan Domingo Perón.

El martes 1º de diciembre continuará la audiencia con el resto de oradores, a partir de las 20.30.

Comentá la nota